Destinos

Aste Nagusia 2014: nueve días sin fin en Bilbao

Entre el 16 y el 24 de agosto, Bilbao se despereza de los sopores del verano y vive su semana más intensa del año. La Semana Grande bilbaína, popularmente conocida por su nombre en euskera, Aste Nagusia, transforma la ciudad convirtiendo cada jornada en un continuo maratón de actividades. Maratón imposible de cumplir al completo, a no ser que el interesado tenga mayores poderes que los de cualquier héroe de cómic de Marvel.

Así que, aunque vamos a proponer un posible itinerario cronológico para una jornada de fiestas, conviene espaciar alternativas, que son casi diez días de tirar la casa por la ventana.

Pregón, Disparo del txupin y llegada de Marijaia

El mismo día 16, en la Plaza del Teatro Arriaga, hará su anual aparición Marijaia, el símbolo de la Aste Nagusia. Marijaia o señora de las fiestas, es un personaje ficticio que representa a una mujer de aspecto tradicional vasco y que, desde 1978, preside toda la semana de fiestas. Antes de su aparición en el balcón del teatro, el pregón correrá este año a cargo del Club Deportivo Baloncesto en Silla de Ruedas de Bilbao, representado por Asier García, y el txupin será lanzado por Loreto Errasti, miembro de la comparsa Piztiak. Para los no habituales, conviene ir vestido algo más que de sport, ya que lo normal es que, a pesar de los llamamientos de las autoridades, la fiesta posterior se convierta en una guerra de harina, huevos y vino. El domingo 17 será el Desfile de la Ballena, y la figura de Marijaia será quemada en medio de la ría el último día de fiestas.

Diana de txistularis y actividades infantiles

Cada mañana, a eso de las 10, una diana de txistularis marca el inicio de la jornada. Las actividades para niños ocupan los primeros actos, desde los gigantes y cabezudos que rodean al Gargantúa, tradicional tobogán con la figura de un hombre enorme que traga niños -el sueño de muchos padres agotados-, hasta el Txikigune que en el parque de Doña Casilda propone infinidad de opciones. Este año también habrá todos los días teatro infantil a partir de las 19:30 horas en la plaza del Gas.

Traineras, pelota y deportes vascos

Ya sabemos que el beber y el tragar no son grandes amigos del deporte, así que… ¿qué mejor cosa que verlo desde la barrera? O desde los márgenes de la ría, ya que el domingo 17 será la tradicional regata de traineras Villa de Bilbao. Los torneos de pelota vasca en el Frontón de la Esperanza o las demostraciones de deporte rural vasco pueden perfectamente tranquilizar nuestras beodas conciencias.

Gastronomía, poteo, bares y restaurantes

De acuerdo, olvidemos los sudores deportivos y comencemos a mojar garganta con el poteo –aperitivo- de media mañana por el Casco Viejo, acompañados de bertsolaris -recitadores en euskera-, txistularis, romerías varias y los concursos gastronómicos habituales. Pero para quien quiera algo un poco más selecto, la mayoría de bares, restaurantes y hoteles de la ciudad instalan carpas especiales sobre la acera de las calles con propuestas culinarias acordes con la fama de la gastronomía local y ambiente más que agradable. Un bilbaíno sin el estómago lleno es un medio bilbaíno, y alguien que viene de fuera lo mejor que puede hacer es mimetizarse al menos en lo que a condumio se refiere.

Toros, vaquillas y tertulias

La Aste Nagusia de Bilbao tiene parte consustancial de su ser en las Corridas Generales que se celebran en la Plaza de Toros de Vista Alegre. Este año cuenta con un singular mano a mano que se ha convertido en la estrella del cartel: el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y el torero Enrique Ponce medirán sus fuerzas el martes día 19. Morante y Manzanares protagonizarán otro mano a mano de entre nueve días de un atractivo cartel que contará con dos matinales. Como novedad, este año vuelve la suelta de vaquillas o sokamuturra, 17 años después de la última vez que se celebraron, en una decisión que ha levantado una buena polvareda en la ciudad.

Tertulias y fiestas en hoteles

Los hoteles se han convertido, desde hace años, en parte esencial de las fiestas de Bilbao. La mayoría realiza multitud de actividades especiales, desde tertulias taurinas tras las corridas generales a tertulias teatrales, actividades musicales y fiesta de todo tipo, por no hablar de las ofertas gastronómicas especiales para la Aste Nagusia. Clásicos como el Carlton, el Ercilla o innovadores y pujantes como el Hotel Miró o el Dómine, se convierten en epicentro de la vida festiva durante los aperitivos del mediodía o en los lugares ideales para ir bajando los primeros gin-tonics antes de la actividad nocturna.

Teatro, un poco de todo

Aunque siempre hay excepciones interesantes a lo largo del año, la Semana Grande es de hecho la temporada teatral bilbaína, que generalmente suele alargarse hasta principios de septiembre. A las tradicionales sesiones en el Teatro Arriaga o el Palacio Euskalduna, se unió desde hace unos años el remozado Teatro Campos, y no hay que olvidar las propuestas de espacios escénicos más alternativos como el Pabellón 6 de Deusto. Así, a zarzuelas como Los gavilanes y musicales como Los Miserables, se unen espectáculos como The Hole, obras como El eunuco, Maribel y la extraña familia, El estanque dorado, e incluso El club de la comedia en sesiones a celebrar en el Pabellón deportivo de La Casilla, que ya sabemos que la risa fácil es plato bien recibido.

Música, mejor la programación alternativa que la oficial

Sí, va a haber de todo y para todos. Desde bilbainadas y guateques en La Pérgola, a la Banda Municipal en el kiosko del Arenal pasando por las Músicas del Mundo en la Plaza Nueva o la clásica en la iglesia de La Encarnación. Y en cuanto a los conciertos de pop y rock, la oferta queda bastante desmadejada. En los de aforo grande del Parque Europa, prácticamente nada -sí, bueno, imaginamos que Antonio Orozco estará lleno, pero como que no-, y en los de Abandoibarra, Los Planetas o Doctor Deseo se las verán en cuanto a arrastre popular con Malú o Leiva. Desde luego, mucho más interesante resulta la muestra de pop-rock local de Bilborock, los conciertos que organiza la comparsa Algara o la programación del irreductible Kafe Antzokia, con nombres de tanto interés como The Black Lips, Lisa & The Lips, Kurt Vile o Guadalupe Plata.

Los fuegos artificiales, la obligación nocturna

Porque así lo es, casi una obligación, para todo aquel que esté disfrutando de estos días en Bilbao. El Gran Premio Internacional Villa de Bilbao alcanza este año su XXIV Edición y se ve acompañado por el Programa de Exhibición. Cada día, a las 22:45 horas, los fuegos marcan el fin de las actividades digamos que diurnas y el comienzo de una noche a la que cada uno pondrá el fin cuando lo estime oportuno o el cuerpo diga basta. A tener en cuenta por los interesados, la posibilidad de contratar alguno de los barcos que, en ocasiones acompañado de cena, permite disfrutarlos desde el mismo centro de la ría.

Noche de comparsas

Guste más o menos la impresionante masificación que se produce en torno a ellas, no cabe duda que las comparsas son el elemento que desde hace muchos años aglutina y da entidad a la Aste Nagusia. Cada una presenta unas enormes carpas desparramadas por todo el Arenal, aunque poco a poco han ido ocupando otros espacios por la ciudad. No negaremos que es el sector más joven o festivo quien se hace fuerte en sus dominios, pero también son más cada año las que programan espacios alternativos para conciertos y espectáculos musicales o de variedades, sin olvidar su contestación social y política, algo difuminada por el jolgorio general. Si se viene a Bilbao desde fuera, sin duda hay que conocerlas, bajo la propia responsabilidad de cada uno, tanto si las aborrecen o deciden entregar el último aliento de sus fuerzas sin salir de ellas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba