Destinos

De vacaciones como pastor trashumante

Hay quienes han vivido ya tantas experiencias turísticas que les resulta difícil encontrar algo “nuevo”. En sus vacaciones han convivido con los indígenas del Titicaca, han hecho de Djs en Ibiza, se hicieron pasar por reposteros en París, donde aprendieron a hacer cruasanes, y hasta podrían abrir una tienda de cestas gracias a aquel paquete turístico de la Ribeira Sacra que incluía clases para aprender el oficio de la cestería.

¿Y si ahora pudieran convertirse en pastores trashumantes? ¿O al menos acompañarlos durante unos días en su regreso de vuelta a casa? Es una de las nuevas propuestas para el turista de última generación, que si quiere meterse de lleno en el papel podrá incluso dormir al raso, guiar al ganado y, si se encuentra con fuerzas, aprender a esquilar. Así conocerá una de las tradiciones más antiguas de España y, de paso, hará turismo rural adentrándose en pequeños pueblos que no suelen salir en las guías turísticas y tienen mucho que ofrecer. Estas son algunas opciones. ¡Bienvenidos a la España trashumante!

Tierras Altas de Soria (Soria)

Entre el 19 y el 21 de junio el ganado trashumante regresa a las comarcas pastoriles de Tierras Altas de Soria. Y quien se atreva a adentrarse en la vida del pastoreo trashumante de verdad no tiene más que unirse a quienes llevan toda la vida guiando al ganado por estas comarcas pastoriles. La ruta dura tres días durante los que el turista hará las veces de pastor, durmiendo al raso incluso, tras los que se llegará a Oncala. Allí tiene lugar la fiesta de la trashumancia, que consiste en exhibiciones de tradiciones ligadas a la trashumancia como el esquileo o el hilado, la degustación de migas, demostración de caldereta... Si tres días os parecen mucho también existe la opción de ser pastor durante menos tiempo, un día por ejemplo. Más información: 975 23 22 52 (Soria Vacaciones-Soria Rural).

Carcastillo (Navarra)

El tercer fin de semana de septiembre, la localidad de Carcastillo recibe un aluvión de turistas que llegan para no perderse la Sanmiguelada, en la que miles de ovejas acompañadas de sus pastores entran en el término de El Paso del Parque Natural de Bardenas Reales después de recorrer durante varios días la ruta que va desde los valles pirenaicos de Roncal y Salazar hasta las Bardenas Reales. Dicen que el espectáculo de las reses desperdigándose al amanecer por este espacio natural es de los de no dejarse la cámara en casa. Y para que no falte de nada, la jornada se completa con degustaciones de migas, chistorra y vino, que siempre es mejor acabar con una fiesta. Más información: 948 725 111 (Ayuntamiento de Carcastillo)

Gredos (Ávila)

Una buena opción para los que quieran rizar el rizo y vivir la experiencia de la trashumancia a lomos de un caballo es viajar a Gredos el fin de semana del 20 al 22 de junio. Allí, Gredos a caballo organiza una ruta desde Hoyos del Espino hasta San Esteban del Valle con la que se va al encuentro de las vacas que han pasado el invierno en las dehesas extremeñas, disfrutando de paso de un entorno de película. Después, fiesta de la Trashumancia en Puerto del Pico para iniciar el regreso al día siguiente. Más información en el sitio web de Gredos a caballo.

Brieva de Cameros (La Rioja)

Es el último pueblo riojano en el que aún se mantiene la trashumancia, y por eso celebran aquí la Fiesta de la Trashumancia y el Esquileo, que este año cumple su décima quinta edición. Además de la llegada del rebaño trashumante, durante esta fiesta hay un montón de actividades: feria de artesanía, esquileo de alpacas, degustación de migas pastoriles y hasta concierto de música folk. Si os queréis pasar por allí, guardar sitio en vuestra agenda este fin de semana, el 14 y 15 de junio. Más información en el sitio web del Ayuntamiento de Brieva.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba