Destinos

7 playas del norte para olvidarse del mundo

El norte de España no es famoso por sus días de sol todo el año, por unas cálidas temperaturas o por unas aguas tranquilas. Por lo que sí es conocido es por sus indiscutibles paisajes, sus pueblos de carácter marinero que tienen un encanto único o un ligero romanticismo que define sus playas bañadas por nubes grises que de vez en cuando sueltan tormentas espectaculares. Eso sin contar con las gentes que viven en el norte… esas gentes que te abren las puertas de sus casas, te saludan por la calle y te tratan como si fueras parte de la familia. Desde el País Vasco a Galicia.

País Vasco

Mundaka, en Vizcaya, es perfecta no sólo para cualquier turista sino para los amantes del surf. Cuenta con una ola de izquierda que es la envidia de spots de España y del resto del mundo, donde se han celebrado campeonatos y se reciben cada año a miles de iniciados y aficionados a este deporte. En general las costas vascas son ideales para su práctica y cuentan con varias escuelas de surf con las que iniciarse o mejorar las técnicas.

Hondarribia, en Guipúzcoa, dispone de casi 1 km de playa de arena donde caminar, dejar la vista perdida en el horizonte mientras se escuchan de fondo el sonido de  olas y gaviotas y se disfruta de algo tan especial como la desembocadura del río Bidasoa. Además hace frontera con Francia, por lo que también puede ser interesante alquilar un barco e ir a dar un agradable paseo por sus costas.

 Asimismo puedes aprovechar para hacer una ruta gastronómica, pues ya sabemos que el País Vasco tiene una merecida fama conseguida gracias a sus pintxos. Los caserones y edificios que se encuentran en la zona de tapas y sus balcones adornados con flores te envolverán en un embrujo de lo más singular.

Cantabria

Somo, a 24 km de Santander, alberga playas kilométricas donde las dunas entran en la bahía y donde en determinadas épocas del año puede parecer hasta una playa salvaje y poco visitada. Si vas no te olvides de relajarte en su paseo marítimo desde el cual se puede divisar la bahía de Santander, a la que uno se puede acercar en barco si se desea. Somo se junta con las playas del Puntal y Loredo, formando así 4 kilómetros de playas orientadas a mar abierto en las que es habitual encontrarse con surfistas.

Asturias

Playón de Bayas, en Avilés, es una de esas playas por las que podrías pasear cada día y en la que no dudarías en perderte ni un solo momento. Tiene casi 3 km de longitud y en ella desemboca el río Nalón, que, con el paso de los años, ha ido arrastrando sedimentos formando un sistema dunar. A 350 m de la costa está situada la Isla de la Deva, declarada junto al playón y los acantilados de la Punta Socollo, monumento natural. 

A unos 22 km de ahí puedes visitar el casco histórico de Cudillero, un pueblo marinero con infinidad de edificios de colores situados desde la parte baja del lugar hasta la cima desde la cual se divisan un panorama realmente increíble: montañas verdes a la izquierda y mar de frente y hacia la derecha, con el puerto lleno de barquitas pequeñas abajo del todo. No te defraudará. 

Playa del Silencio, en Avilés, situada en Cudillero. Puede que sea de las zonas más espectaculares del norte, con un impresionante acantilado y una playa de piedras en lugar de arena. Un sitio ideal para desconectar, reflexionar y dejarse llevar por la majestuosidad de esos paisajesque parecen sacados del mismísimo paraíso. No olvides ir a comer al pueblo marinero, con lonja de pescado y donde en los restaurantes probarás manjares exquisitos.

Galicia

Islas Cíes, en Pontevedra, forman un archipiélago situado en Vigo y son Parque Nacional de las Islas Atlánticas, actualmente a la espera de si es nombrado Patrimonio de la Humanidad. Son un conjunto de tres islas de belleza singular y a las que se puede ir a visitar en barco, perdiendo la mirada en el horizonte y sintiendo la suave brisa del mar en tu piel. 

Cuentan con una larga historia ya que se han encontrado restos de presencia humana desde el año 3.500 a.C., por lo que si te decides a conocerlas te aconsejamos que contrates una ruta de algún guía turístico de la zona que te contará cosas de lo más interesantes. 

Playa de las Catedrales, en Lugo, se encuentra en el municipio de Ribadeo y este es un lugar que te dejará con la boca abierta. Lo ideal es poder ver la playa tanto con marea alta como con marea baja, pues sólo así se puede apreciar la diferencia de paisajes y la grandeza que se esconde tras las aguas: cuevas marinas, pequeñas grietas y una hilera de acantilados de pizarra en forma de arcos que tienen una altura de más de 30 metros.  Otra de las maravillas de este lugar tiene que ver con la luz solar y su cambio a lo largo del día: hace que un sinfín de colores y formas visiten la playa envolviendo a ésta de una magia sin igual.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba