Destinos

Por los Montes de Toledo: el refugio de las cosas buenas

Ha costado, pero ahora el oleoturismo irrumpe con fuerza como alternativa de ocio. Tras la estela del enoturismo, el turismo del aceite es otra forma saludable de zambullirse en los paisajes, la historia, la cultura y la gastronomía de las principales zonas productoras de oliva. Recorrer esos “olivares” es toda una exploración del estilo de vida mediterráneo de toda la vida.

Los Montes de Toledo han sido el refugio dorado de la jet madrileña. Fincas de caza, palacetes escondidos y algún que otro nido de amor se van dando a conocer a todos los mortales. Su rica tradición aceitera es un valor en alza. La gran cantidad de vestigios conservados de estas épocas y, sobre todo, la calidad de sus aceites dan lugar a atractivas opciones donde el óleo es protagonista. Restaurante, hoteles, almzaras y espacios naturales son reclamos perfectos para un momento de ocio.

Un museo oleícola

El Museo del Aceite se encuentra en la población de Mora (C/ Ancha, 25. Tfno: 925 30 07 90). Pertenece a la FundaciónPatrimonio Comunal Olivarero "Felipe Vegue" y destaca por sus olivos milenarios, la arquitectura del edificio y por las colecciones de romanas, prensas de vigas y por sus piezas centenarias.

Aquí es posible disfrutar de una colección de piezas que representan la extracción del aceite en la primera mitad del siglo XIX, a principios de siglo XX y la actual maquinaria con la que hoy en día se elabora el aceite. Son muchas las piezas que tienen valor histórico, el desuso de ellas han permitido poder contemplar una representación real del trabajo en el mundo del aceite. Piedras de molino, prensas de viga, tinajas, aceiteras, cántaros, romanas, utensilios de oficios rurales... Un deleite para todos los públicos. Un buen lugar para aprender mucho sobre la base de la cocina española.

Cata de aceite con premio

Visitar una almazara es la mejor manera de conocer el aceite en su origen. García de la Cruz es la flamante ganadora del premio al Mejor Aceite Oliva Virgen Extra de Cornicabra 2013, que todos los años entrega la DOP Montes de Toledo. Sus productos están presentes en más de 42 países. La almazara organiza visitas para contemplar todo el proceso de elaboración de sus aceites y, lo mejor, aquí es posible aprender a catar aceites (C/ Reyes Católicos, 23. 45710, Madridejos, Toledo). Un lugar que nos puede enseñar mucho sobre nuestra próxima elección de aceite para nuestra casa. La calidad no es mucho más cara.

Cuidarse por dentro y por fuera

El Spa & Wellness Center del Hotel Beatriz Toledo Aditorium & Spaofrece un espacio de relax para disfrutar en la maravillosa Ciudad Imperial. Entre sus tratamientos corporales destacan dos, basados en las bondades del aceite de oliva: el masaje exfoliante con esencia de naranja y azúcar moreno y una envoltura de cacao de aceite de oliva. Proporcionan un gran bienestar al cuerpo, además de una elevada cantidad de antioxidantes que previenen el envejecimiento. El hotel está ubicado a las afueras de Toledo (C/ Concilios de Toledo, s/n. Teléfono: 925 26 91 00). 

Una mesa de dioses

Llegamos a una parada obligada. Saliendo de Madrid y de camino a la zona de Montes de Toledo nos encontramos el pueblo de Illescas, convertido en una gran parada culinaria gracias a la presencia del restaurante El Bohío. Con Pepe Rodríguez (Premio Nacional de Gastronomía 2010 y, actualmente, uno de los jueces del programa televisivo MasterChef) a cargo de la creación gastronómica y Diego Rodríguez del servicio de sala y de una espectacular bodega, El Bohíoha conseguido reconocimiento y loas a nivel internacional. Entre ellas, una estrella Michelin.

Su cocina de autor ha revolucionado la gastronomía manchega gracias una sugerente propuesta de vanguardia: un homenaje al recetario popular de esta tierra, en el que el producto siempre es el protagonista, sin renunciar a las técnicas más actuales. (Avda. Castilla – La Mancha, 81. Illescas, Toledo. Cierra lunes noche. Precio medio: 80 €. Tel: 925 511 126).

Fiesta del Olivo

En los años 60 se empieza a celebrar en la localidad de Mora de Toledo la Fiesta del Olivo, que continúa teniendo lugar en nuestros días, como demostración de la enorme importancia que el cultivo del olivar alcanza en la zona, habiendo alcanzado gran renombre a nivel nacional. En el marco de estas fiestas se llevan a cabo exposiciones de arte relacionado con el mundo oleícola, jornadas gastronómicas, concursos, conciertos y un espectacular desfile de carrozas de época.

Parque Nacional de Cabañeros

Muestra un paisaje formado por extensas rañas con ricos pastos estacionales que ofrecen alimento a multidud de animales. Las sierras y macizos cubiertos de bosque y matorral mediterráneo dan cobijo a gran variedad de aves y mamíferos. En él habitan más de 200 especies de aves distintas, entre las que destacan las grandes rapaces, como el águila y el buitre; mamíferos como el ciervo, corzo o jabalí y en general, una rica flora con gran variedad de árboles y arbustos.

El Parque Nacional de Cabañeros se encuentra situado en los Montes de Toledo, al noroeste de la provincia de Ciudad Real, ocupando una zona del suroeste de la provincia de Toledo y obtuvo la declaración de Parque Nacional el 20 de noviembre de 1995.

Alojamiento entre olivos

El Cortijo del Rincón es una típica casa de labranza de principios del siglo XX, ubicada en una finca dedicada al cultivo del olivar. Situada en Villanueva de Bogas (en el km 4 de la carretera TO-2111-V), tiene capacidad para 12 personas y cuenta con seis dormitorios dobles, salón-comedero y chimenea de leña. En sus inmediaciones está el Castillo de Peñas Negras y el embalse de Finisterre, que merecen una visita.

Casa Rural Álamo Grande

Por mucho que se empeñe el Señorío de Layos en fomentar su discreción, resulta imposible no pasar por alto que este es un sitio que sale en los manuales de historia así como en las guías de aquellos aficionados entusiastas del golf. No circulamos por un erial precisamente cuando vamos camino de la casa rural Álamo Grande.

En este escenario manchego, a diez kilómetros de la histórica Toledo y a una hora del progreso (Madrid), se ubica este alojamiento que sirve de modelo a aquellas parejas que tengan en mente un estilo de vida alternativo. Álamo Grande (Callejón del Carnero, 6. 45123 Layos, Tlf.: 609 857 545) tiene en la plaza del pueblo su emplazamiento. Si las casas manchegas siguen un cliché específico, esta casa regentada por Mercedes corrobora todos sus arquetipos. Paredes vigorosas edificadas con guijarros de la tierra, tejas de cerámica, correderas de cuerda y adobes bien cuidados. La casa rezuma una atmósfera manchega ya desde el exterior.  

Orgaz

Es una monumental villa histórica enclavada en la llanura norte de la Sierra de Los Yébenes, a tan sólo 33 km. de la ciudad de Toledo. Su interesante casco urbano, declarado Conjunto Histórico Artístico.Recorriendo Orgazdescubrimos lugares llenos de encanto, como es el caso del Arco de Belén y el Arco de San José, restos de lo que fue la muralla de la localidad. Además de la Plaza Mayory del antiguo Hospital de San Lázaro, la Iglesia Parroquial de San Tomás, obra de Covarrubias, es el monumento más emblemático de Orgaz. A ello se suman el Pósito municipal, la Casa del Vínculoy el Puente de los cinco ojos, además, por supuesto, del famoso Castillo de Orgaz.

 Tembleque

Si hay lugares singulares y pintorescos en Castilla-La Mancha, éste es uno de ellos. Su plaza mayor es su símbolo y su icono, orgullo de sus habitantes y monumento de gran importancia en estas tierras que comunican las últimas estribaciones de los Montes de Toledo con las inmensas llanuras de La Mancha. En él podemos visitar además de su plaza mayor, su iglesia parroquial y pasear por sus calles de fachadas puramente manchegas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba