Destinos

Actividades para no quedarse bajo cero

Pese a que estos días las temperaturas del termómetro sobrepasen en muchas zonas los generosos 20 grados; claramente, el tiempo nos está engañando para estar a mediados del mes de noviembre. La normalidad en estas fechas está en temperaturas de unos 12 grados según los datos arrojados como media nacional en el mismo periodo del año pasado. Como sabemos que esta es una situación pasajera y queremos que estéis preparados, os damos algunas claves para que el turismo de frío y de nieve se convierta en uno de vuestros favoritos.

El mushing es una de las mejores actividades para no quedarse bajo cero (flickr | Jeff Nelson - imagen con licencia CC BY 2.0).
El mushing es una de las mejores actividades para no quedarse bajo cero (flickr | Jeff Nelson - imagen con licencia CC BY 2.0).

Actividades de ahora o nunca

La pereza es uno de los síntomas del invierno junto con resfriados y procesos gripales; que están a la orden del día. Os invitamos a que la superéis y viváis el frío en primera persona y no os conforméis con una vida sedentaria con anhelo de verano. En invierno también hay vida y se puede pasar muy bien. Os animamos a que salgáis de casa para disfrutar de actividades que el resto del año es imposible que podáis realizar.

Mushing

¿Os imagináis poder desplazaros gracias a nuestros amigos de cuatro patas? Ahora es posible en algunos puntos de España, localizados principalmente en el norte, como Andorra, Lérida o Huesca. Sí que es verdad que fuera del invierno, algunos amantes de este deporte entrenan en la modalidad de tierra conocida como bikejoring o speedog. Pero no es lo mismo. Sentir el frío en la cara mientras el trineo se desliza sobre la nieve… es una imagen digna de Doctor en Alaska. Y si lo que queréis también es desplazaros en la nieve pero a gran velocidad, puede que lo vuestro sea más una ruta en moto de nieve. ¡Los derrapes están asegurados!

Construcción de iglús

Una actividad perfecta para realizar en familia. No hace falta que os desplacéis al Polo Norte para disfrutar de una sesión tan original como ésta. Es una experiencia única en la que también, el cansancio, está asegurado. De la mano de profesionales instructores, construiréis un alojamiento caduco que acabará derritiéndose pero, es una de las actividades más gratificantes que podéis realizar en la época invernal. ¡Imaginaos poder meteros dentro de vuestro propio refugio!

Esquí y snowboard

Los deportes más clásicos y reyes de esta temporada. Cada uno tiene distintas modalidades y niveles dependiendo de la persona que lo practique. Según los amantes de este deporte, crean adicción. Si sois novatos en el mundo de la nieve, un paso perfecto para los principiantes son las raquetas de nieve. Se trata de descubrir los paisajes de bosques nevados y disfrutar de su entorno. Gracias a estos instrumentos, se nos permite llegar a muchos más sitios. Algunos lo comparan con el senderismo pero desarrollado entre mantos de blancos de toneladas y toneladas de agua sólida. Lo importante es que disfrutéis de la nieve en todas sus facetas; puedes hacer muñecos de nieve, guerra de bolas o tirarte por las cuestas con un plástico, lo importante es que lo paséis en grande.

Patinaje sobre hielo

¿Quién no piensa en patinaje y viene a su cabeza imágenes de películas americanas deslizándose en Rockefeller Center? Pues cada año son más los puntos de España que se suman a este elegante deporte. Ya no necesitas preparar el pasaporte, cogerte un vuelo de 8 horas y gastarte un dineral en el billete. Grandes ciudades como Madrid y Barcelona ya cuentan con espacios dedicados a esta disciplina en sus principales puntos neurálgicos. Y es algo que se contagia porque funciona y cada vez cuenta con más adeptos que quieren desafiar su equilibrio sobre las dos cuchillas. Pero ¡cuidado! Los culetazos están asegurados.

Alojamiento rural, paraíso para disfrutar

El turismo rural es un turismo que tiene su encanto. No importa en la época del año en la que nos encontremos, es una muy buena opción para los que se resistan a salir de casa. En la elección está la clave del éxito. Dependiendo de la temporada, está claro que los gustos cambian. La piscina deja paso a piscinas climatizadas y jacuzzis (interiores o exteriores). La barbacoa suele ser un clásico pero ahora pesa mucho más que tenga chimenea frente a la que acurrucarse. Revestimientos de madera que nos inspiran calidez o, incluso, alojamientos situados en la montaña o próximos a zonas de actividades como las estaciones de esquí o rutas para raquetas de nieve suelen ser los más elegidos para estas fechas.

Una apuesta segura son los alojamientos tipo cabaña especialmente pensados para grupos pequeños. Pese a ser casas, generalmente de pequeño tamaño, cuentan con todo tipo de comodidades que hacen que la estancia de sus huéspedes sea perfecta. Nos quedamos con las Cabanas de Carmen, en Outes. Distintas edificaciones que combinan la modernidad y la comodidad de una casa situada en un paisaje totalmente natural donde es casi obligatorio desconectar y descansar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba