Destinos

Tras las huellas republicanas que aún esconde Madrid

El 14 de abril de 1931 se proclamó la IIª República de manera pacífica. A pesar de que esa segunda etapa republicana culminó con el estallido de la Guerra Civil y la instauración de una dictadura al fin del conflicto bélico en 1939, todavía hoy siguen en pie edificios construidos durante esa etapa y además mucha simbología republicana no fue destruida, lo que permite, más de 80 años después del fin de esa etapa, descubrir pequeños vestigios de lo que fue el Madrid republicano de principios de siglo XX. 

El comienzo de este viaje no podría empezar en otros lugares que en el edificio de Correos y Telégrafos, en la plaza de Cibeles, y en la Puerta del Sol, en los que, a pesar de no contar con ningún edificio o vestigio visible de esa época, hay una gran carga histórica por lo sucedido en ellos. El edificio de Correos y Telégrafos, que actualmente alberga la sede del Ayuntamiento de Madrid, fue el lugar elegido por varios funcionarios socialistas para izar una bandera republicana el 14 de abril de 1931, la primera bandera tricolor que ondeó en Madrid anunciando el cambio en el gobierno del país.  Ese acto sirvió para que corriera la voz y que cientos de madrileños se reunieran en la mítica Puerta del Sol, donde se encontraba el Ministerio de Gobernación, que se convirtió en el epicentro de la celebración de los republicanos.

Muy cerca de la Puerta del Sol se encuentra el Palacio Real, que fue bautizado como el Palacio Nacionaldurante la época republicana. Este lugar, que fue el alojamiento de Manuel Azaña, el presidente y jefe de Estado de la Segunda República, está alumbrado por una farola republicana que se distingue por su corona superior almenada. Esta se encuentra en la zona al noroeste del palacio, en la esquina de la calle Bailén.

Las fuentes republicanas de la capital

Otro de los lugares que conservan todavía restos republicanos es la plaza de Cabestreros, en el barrio de Lavapiés. En ella encontramos la Fuente de Cabestreros, una fuente de granito construida en 1934 durante la Segunda República, dato que se atestigua en una inscripción realizada en la piedra. A  los pies de la Cuesta de los ciegos se puede encontrar otra de las fuentes datadas en esa época. Construida en 1932, actualmente tiene un carácter ornamental y en ella todavía se puede ver el Escudo de la Villa de Madrid utilizado durante la IIª República.

La Casa de Campo fue abierta a los madrileños de nuevo el 1 de mayo de 1931. Hasta entonces había sido un parque de uso exclusivo de los miembros de la realeza. En ese paraje tan característico de Madrid también se conservan varias fuentes republicanas, construidas entre 1932 y 1934, como por ejemplo la fuente de los neveros, la fuente de la salud o la fuente de la perdiz.

Los escudos republicanos en Madrid

En Madrid se conservan además varios escudos republicanos, algunos de ellos en edificios emblemáticos. En el Banco de España se puede ver, en la parte frontal que da a la calle Alcalá, uno de los escudos republicanos mejor conservados de la capital. En las fachadas de la Estación de Atocha, en la del Ministerio de Agricultura o en el edificio que alberga la Escuela Superior de Danza todavía se pueden descubrir estos restos de la heráldica republicana, que se distinguen por tener una corona murada en la parte superior.

Otro de los escudos que mejor se conservan se encuentra en el edificio que alberga la Consejería de Asuntos Sociales del Gobierno regional, en la calle O´Donnell. Esta antigua maternidad inaugurada en 1933 conserva un escudo de cerámica policroma y azulejería en el que se puede ver la característica corona murada, presente en los escudos de la república, y el dragón, uno de los componentes iniciales del antiguo escudo de Madrid.  Además, en dos puertas del parque del Retiro también pueden verse dos escudos republicanos. Están en la llamada puerta de España y en la puerta de América.

Edificios que se originaron en la Segunda República

Haciendo un repaso de los lugares originados durante la Segunda República cabe destacar el edificio de Nuevos Ministerios. Este proyecto, obra del arquitecto arquitecto Secundino Zuazo Ugalde y el urbanista alemán Hermann Jansen, nació con el objetivo de crear un lugar donde ubicar las dependencias ministeriales y además establecer un enlace ferroviario entre la estación de Atocha y la estación de Chamartín. Su construcción, que comenzó en 1933, no finalizó hasta 1942 por el estallido de la Guerra Civil. Este edificio guarda además un secreto. Su forma, si se observa a través de una fotografía aérea, recuerda a la de una hoz y un martillo. Zuazo fue el co-fundador de Asociación de Amigos de la Unión Soviética, así que esa forma podría no ser casual. 

Otra de las construcciones que cuenta con Secundino Zuazo como autor es la Casa de las Flores. Este edificio situado en la calle Hilarión Eslava fue construido en 1931 y en él vivió el poeta Pablo Neruda entre 1934 y 1936. Esta construcción de ladrillo rojo fue una de las obras más representativas de la arquitectura madrileña del siglo XX, aunando el lenguaje racionalista con elementos muy tradicionales de la arquitectura española.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba