Destinos

Remando por la gran ciudad: en kayak por entornos urbanos

Desde el agua nos cambia el punto de vista. Podemos recorrer una ciudad andando, en bicicleta o en coche. Sólo algunas se pueden conocer desde una piragua. La manera de integrar el agua en las ciudades  ha cambiado también nuestra idea del ocio. Desde hace unos años podemos ver la realidad arquitectónica de un paisaje urbano desde otro punto de vista. Aquí tenemos nuestras sugerencias. 

VENECIA

A Venecia se puede ir una vez cada año y siempre será distinto… En primavera por su luz, en otoño o por su ambiente… Sin embargo, la manera que más impresiona es recorrer sus canales en un kayak. La “emoción” vive en Venecia. De eso no hay ninguna duda. Así lo han entendido poetas, artistas, directores de cine y viajeros de todos los tiempos. Ahora uno se puede alojar en el Cipriani y luego puede recorrer la ciudad por su cuenta con una piragua. El único problema es encontrar el sitio para amarrar nuestra piragua.

Descubrir Venecia no es sólo navegar en góndola por sus canales o deambular entre palomas por la plaza de San Marcos. Es preciso también dejarse cautivar por sus rincones secretos y poéticos, por los palacios del Gran Canal, por sus iglesias y museos. Y hay también, por supuesto, que cenar en alguna pequeña ostería en la Giudecca. Un "kit" de obligaciones, por puro placer. 

Desde un kayak, la ciudad tiene otro ritmo. No debe faltar una travesía por El Canal, esquivando a algún gondolero mal encarado, antes de desembarcar casi enfrente de la Gran Plaza, en la iglesia de Santa María della Salute, una obra grandiosa del siglo XVIII muy fotografiada. Desde aquí hacia el interior se suceden las paradas: el Museo Peggy Guggenheim, en el Palacio Venier de los Leones, el Palacio Ca'Grande, o en la Pinacoteca de la Academia, una de las mejores de Italia. Pero no hay que obsesionarse, nunca se puede ver todo... Volver siempre es un placer.

SAN FRANCISCO

Si a alguien medianamente curioso le piden que identifique San Francisco, seguramente dirá que es la ciudad del Golden Gate, o la de las casitas simpáticas en calles empinadas hasta Alamo Square, o la de Alcatraz. Y es que San Francisco ha sido protagonista de la historia, de la ficción y de numerosos episodios contemporáneos que marcan época y estilo. Una ciudad diferente que tiene en el agua su entorno natural.

 Por eso, el verdadero San Francisco está cerca del agua. Esta ciudad no defrauda nunca. Con su incomparable emplazamiento en una de las bahías más bellas y luminosas del mundo. La ciudad de los mil ritmos y que se sigue considerando “la señora aristocrática” ofrece una de las experiencias urbanas más emocionantes.

Por eso es una buena idea recorrer San Francisco en kayak. El rito de nuestro remo bajo el Golden Gate al atardecer no es una cosa que se olvide fácilmente. Toda la silueta de una ciudad aparece como un referente mágico. Frente a la Isla de Yerba Buena, tenemos un embarcadero donde nos ofrecen los mejores recorridos por la bahía y excursiones de día completo para poder acercarnos a Alcatraz, como si fuéramos el mismísimo Sean Connery.

BOSTON

Boston es la ciudad del deporte, del Freedom Trail y las grandes universidades. Pero también es la ciudad del Charles River. Pocas cosas podemos encontrar más bonitas que una visión de esta ciudad desde el agua. El mismo rio donde entrenan los aristocráticos clubs de piragüismo de Harvard o el MIT, es también un lugar perfecto para una jornada de deporte, con la opción de un pic-nic en alguno de los parques que hay en los alrededores.

Desde las cercanías de Kendall Square hasta los campus universitarios donde se forman algunas de las mentes más preclaras del planeta. Un lugar idílico donde el conocimiento tiene forma…  

MANHATTAN

No es una broma. Unos kayaks amarillos descienden por el rio Hudson. No es una escena surrealista, ni el sueño de una noche de verano. Se puede practicar el piragüismo en las cercanías de la Avenida 12 o por detrás y a menos de una milla de Time Square. ¿La sensación? Pues muy diferente a lo que se puede haber sentido antes. Todos dicen lo mismo. Parece una ciudad diferente.

The Manhattan Kayak Company, ubicado en los muelles del oeste a la altura de la calle 26 es un lugar diferente. Eric Stiller es el fundador de la compañía y tiene una paciencia infinita. Da cursos rápidos en tierra y en poco más de un par de horas uno se siente un auténtico explorador para luego justificar una buena tarde de compras en Madison Av. o una cena romántica en TriBeCa. Es equipamiento son excelentes kayak Prijon de mar, muy estables y perfectos para ver la ciudad desde muy abajo… desde el agua.

TORONTO

 Algunos afortunados tienen la suerte de ir a la oficina en Toronto con su Kayak. Los afortunados que tienen una casa en Toronto Island ven desde la ventana de su cocina su despacho en uno de los rascacielos en el Downtown de la ciudad. Los turistas no se compran una casa en unos de los entornos urbanos más bonitos de Canada, pero pueden disfrutar de una de las actividades más emocionantes.

Habourfront Canoe & Kayak puede presumir de llevar treinta años recorriendo las aguas que rodean la ciudad. Los atractivos son muchos. La silueta de la CN Tower ya justifica la actividad y luego siempre podemos acercarnos al Gibralter Lighthouse, construido en 1808, que puede presumir de ser el edificio más antiguo de Toronto construido en piedra. Un escenario distinto para conocer la ciudad de los mil reflejos.

La compañía está ubicada en el Queens Quay West, junto al famoso Roders Skydome, símbolo arquitectónico de la ciudad y muy cerca de Union Station y a pocos metros de la orilla la vista ya merece el precio de la actividad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba