Destinos

Campanadas originales más allá de la Puerta del Sol

Los escotes, la purpurina, la parafernalia del matasuegras y el cotillón. Si lo suyo es vivir la cuenta atrás en la calle, sepa que la Nochevieja no sólo pasa por Madrid. Porque aunque las uvas no faltan en ningún rincón español, hay ciudades que despiden el año con una dosis extra de fiesta: a ritmo de guitarra, con fuego y agua o disfrazados de alocados personajes. Éstas son algunas plazas donde dar la bienvenida a 2015.

Agua y música en Barcelona

Institucionalizada desde 2013, la fiesta de fin de año en la Ciudad Condal se celebra junto a la Fuente Mágica de Montjuïc. Un espectáculo de grandes dimensiones en el que entran en juego las artes escénicas para mostrar con creatividad algunas señas de la identidad catalana. Luces, agua, música, cambios de color y mucha animación hasta el momento de las campanadas, cuando comienza el despliegue pirotécnico, que se alarga durante media hora.

Guitarreo en Tendillas (Córdoba)

Flamenca, como no podía ser de otra manera, llega a Córdoba la Nochevieja. Porque aquí no hay tañidos de campana, sino rasgueos de guitarra para inaugurar el año. Es lo que se escucha desde el reloj de la Plaza de las Tendillas que, desde hace más de 50 años, emite sus campanadas a ritmo de soleares. Acordes que fueron grabados por Juan Serrano, guitarrista de Juanito Valderrama, y cuya cadencia guía a miles de cordobeses en el ritual de las uvas. También desde casa, y por la tele, se puede asistir a esta fiesta: es el lugar donde históricamente retransmite la Nochevieja Canal Sur.

Con el Quijote en Ciudad Real

En esta ciudad manchega, Cervantes preside las campanadas. Lo hace desde el reloj-carillón de su Casa Consistorial, con un original desfile de Don Quijote y Sancho Panza al ritmo de las campanadas. En el momento cumbre, el famoso hidalgo y su escudero glotón, acompañados de su creador, se asoman a la plaza para una bienvenida al añonuevo cuando menos de forma erudita. Eso sí, luego la fiesta continúa con todos sus excesos hasta bien entrado el amanecer.

Fuego en Bañolas (Gerona)

Con fuego recibe el año nuevo esta localidad gerundense (Banyoles en catalán) asentada en la orilla del lago del mismo nombre. Más exactamente, con las Gàrgoles de Foc que se lanzan desde la azotea del ayuntamiento para iluminar la plaza de luz y color. Es tradición que esto sea mientras suenan las doce campanadas y una hora después, a la una de la madrugada, para después continuar con la celebración entre la multitud.  

Carnaval en Coín (Málaga)

Si hay algo que no falta en este pueblo emplazado en el Valle del Guadalhorce es un derroche de imaginación. Especialmente en Nochevieja, cuando se improvisa un pasacalles con todos los vecinos disfrazados como si se tratase del carnaval. Así, frente al ayuntamiento, se aguarda a las campanadas de la torre de la iglesia de San Juan, en un ambiente festivo en el que no caben los trajes de gala sino los atuendos más divertidos. Una tradición que se remonta a 30 años y de la que ni los propios vecinos tienen muy claro el origen.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba