Destinos

Mochuelos y olivares, amigos para siempre

¿Cuáles son los hábitats más amenazados? ¿Cuáles son los animales que más están viendo cambiar su hábitat en España? Bien, aunque el oso, el lince, el quebrantahuesos y otros muchos están pasándolo francamente mal, otro nutrido grupo de especies están viendo su espacio vital arrasado.

(flickr / peter-trimming)
(flickr / peter-trimming)

Se trata de especies como el mochuelo o la carraca. Están ligadas a nuestro medio rural, al campo productivo, pero precisamente por los cambios sufridos en éste, han experimentado un declive alarmante producto de la mecanización y la intensificación de las labores agrarias.

Os propongo la búsqueda del tesoro. Vamos a buscar los olivares mochuelo-friendly. El mochuelo es una modesta rapaz nocturna de 150 gramos, que vive en las zonas rurales de casi toda Europa y del norte de África. Le gusta el campo, el olivar, la viña y la huerta, que  son su cazadero particular.

Hasta hace pocos años, esta rapaz consagrada a la diosa Atenea era muy abundante, pero la automatización del campo ha provocado una disminución. El mochuelo se alimenta de insectos y micromamíferos que viven entre las “malas hierbas”, es decir, es una especie que siempre nos ha beneficiado.

Olivares ‘ad hoc’

Bueno, pues está claro. Los olivares mochuelo-friendly son esos en los que se deja crecer un poco la hierba, los que no utilizan herbicidas ni roturan sino que cortan la hierba, la desbrozan de manera que el suelo es más permeable, no se pierde por escorrentía y además permite al mochuelo y otras muchas especies seguir viviendo. Y que no nos engañen, la productividad no es menor y la diferencia de precio sí es apreciable.

Ya sabéis qué buscar para saber de un vistazo si un olivar es o no ecológico, ya sólo falta ir a buscarlos. Zonas de cultivo ecológico vamos a encontrar en toda España. En Sierra Mágina en Jaén, en Cataluña, incluso en Madrid.

El Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas Brinzal tiene un proyecto ambicioso. Quieren un  mochuelo en cada olivo y para ello están reconstruyendo majanos, poniendo cajas nido y lo más importante, concienciando a agricultores de las ventajas de un cultivo menos intensivo.

Además, se ha creado un sello propio para certificar los aceites que promocionan la recuperación del mochuelo. No podría ser más fácil: si vamos al mercado y vemos un aceite con la etiqueta del mochuelo, podremos saber qué significa y a quién se está ayudando.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba