Destinos

Zamora: el bosque secreto de Castilla y León

Soria, Teruel y no sé donde más… Zamora parece querer ponerse en un segundo plano para que sea disfrutada por menos personas. Pero cuando se conoce, no hay vuelta atrás. La provincia tiene de todo y los aficionados a la micología saben que pueden disfrutar todos los días hasta que los rigores del frío corten la producción natural.

Como consecuencia, los restaurantes se nutren de este producto de temporada que admite todo tipo de variaciones. Buena caminata, buen vino, mejor queso y un buen guisote de setas, que la naturaleza es generosa con esta tierra de placeres secretos.

El Empalme

Que nadie se deje llevar por la apariencia desvencijada del exterior. Si hay en España un restaurante consagrado a su actividad, ése es El Empalme, donde los fogones de Elías Martín y Gloría Lucía han convertido la seta en un arte reconocido a estas alturas por los especialistas y miles de clientes.

Se trata de un tesoro escondido entre los miles de restaurantes de carretera del país que ha hecho de las delicias silvestres su especialidad: una gran variedad de guisosy mezclas que extraen todos los sabores y texturas posibles a su material de base. Dicen que alguno de los prados cercanos todavía se usa como helipuerto para la llegada de algún conocido banquero… No es barato, pero merece la pena. Carretera Villacastín-Vigo, kilómetro 352. Rionegro del Puente, Zamora. Tfno. 980 65 20 16.

Posada de las Misas

En un edificio de roca y pizarra del siglo XV, si bien renovado para mantener su aspecto y utilidad originales, se despliegan catorce habitaciones destinadas a hacer sentir bien a sus huéspedes, con fácil acceso al núcleo antiguo de la localidad pero también al campo.

En su comedor todo es igual de sencillo y fresco. Entre productos del mar y caza se extrae todo el jugo al boletus, demostrando que se puede convertir la cocina tradicional y la materia prima más básica en el más exquisito y apetecible manjar. Sus jornadas de setas con alojamiento, son una de las mejores formas de pasar uno de los fines de semana antes de que vengan los rigores del invierno. Setas, pulpo, castañas, manzanas, quesos… aquí hay de todo. Plaza Mayor, 13. Puebla de Sanabria, Zamora.Tfno.980 62 03 58.

El Recreo de Sanabria

En los alrededores del lago glaciar de Sanabria se encuentra también la localidad que inspiró a Unamuno para San Manuel Bueno, mártir. Se trata de un lugar de paz y privilegiadas vistas, ideal para el senderismo y explotar todas las posibilidades al aire libre que ofrece el otoño.

Dentro, en su comedor, todo es acogedora piedra y madera. Pero las setas dan para mucho, y en el recetario, siempre tradicional, hay sitio para las innovaciones y la creatividad. La base es siempre lo ensayado por los monjes cistercienses, porque para alcanzar la serenidad hay que empezar por el estómago. Sus guisos tradicionales de setas son otra manera de mejorar nuestra espiritualidad. Calle Correría, s/n. San Martín de Castañeda, Zamora. Tfno.980 62 20 06.

La Posada Real La Cartería

Dicen que la actual reina de España era cliente de este hotelito cuando era una reconocida periodista. No sé si será verdad, pero indudablemente, podría ser. Este hotelito tiene mucho de “nidito y amor”, por su arquitectura y porque Puebla de Sanabria es ideal para un fin de semana de descanso.

En la carta de su coqueto restaurante siempre hay los mejores productos de la tierrasanabresa y los bosques de la zona aprovechando la bondad de la enorme variedad micológica zamorana. Níscalos guisados, boletus a la plancha y no sé cuántos platos distintos para mejorar cualquier estado de ánimo. El ambiente de su restaurante, con aires de templo antiguo, sin duda nos permite cambiar el ritmo. Calle Rúa, 16. Puebla de Sanabria. Tfno. 639 20 52 30 - 980 62 03 12.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba