Destinos

En catamarán por el desierto

La fama se la llevan Los Cabos, quizá el destino más hip de la costa mexicana, cuyas villas y playas suman habituales como Jennifer Aniston, Oprah Winfrey y un buen reguero de ricos y/o famosos.

A tiro de piedra, sin embargo, del exclusivo corredor turístico que une San José del Cabo con Cabo San Lucas, el resto del Mar de Cortés se preserva como un estallido de mar y desierto de lo menos trillado. Basta apartarse de sus enclaves de moda para empaparse del sabor de sus pueblos de pescadores olvidados del mundo, de desolados paisajes lunares alfombrados de cáctus y de un mar despampanante que, con sus puñados de islas y reservas ecológicas, la UNESCO ha tenido a bien catalogar como Patrimonio de la Humanidad.

Por estas aguas de la Baja California, bautizadas por Jacques Cousteau como El Acuario del Mundo, se está cocinando una nueva flotilla de cara a diciembre. Si el año pasado se unieron a ella unos setenta amantes de la vela, para esta nueva edición ya están completos cuatro catamaranes. Quedan todavía disponibles dos más, así como algunos monocascos, que se pueden reservar en su totalidad o por plazas sueltas a través de la especialista en viajes náuticos Aproache.

La salida está prevista para el 6 de diciembre desde La Paz (¡ojo!, se trata de La Paz mexicana, la fundada en 1535 por el mismísimo Hernán Cortés). Desde allí y a lo largo de una semana se irá recalando por escenarios tan remotos como Isla San José, Puerto los Gatos, Isla San Franciso, Isla Espíritu Santo, Isla Partida y Puerto Balandra. Serán entre 150 y 200 millas náuticas presididas por días de sol y buenos vientos en los que bucear entre manta-rayas y lobos marinos que se arriman hasta lo indecible a los bañistas, explorar playas con regusto a paraíso perdido y, con suerte, pescarse alguno de los atunes y dorados que infestan el golfo de California o ver asomar sobre sus aguas a las ballenas que cada invierno acuden a estos territorios para aparearse o buscar novio.

El precio de esta singladura por el Mar de Cortés es de 950 euros. En él se incluye el patrón y el alojamiento en la embarcación, donde todos los participantes deberán arrimar el hombro en los quehaceres de a bordo: desde ayudar con las velas hasta hacer turnos en cocina. Se pondrá un fondo común para comprar comida y combustible y, como por estos pagos no abundan las marinas, se fondeará cada noche, ahorrándose el coste de los amarres.

Los vuelos de España a La Paz pueden conseguirse en estas fechas por algo menos de 1.000 euros con Iberia, Aeroméxico, Air France.

Más información sobre la zona, en Turismo de México.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba