Destinos

Viajar a África en camión: el nuevo turismo de aventura

Nos ponemos en situación: está amaneciendo y salimos de nuestra tienda de campaña en plena nada de la reserva Masái Mara. No hay ningún lodge ni presencia humana en decenas de kilómetros a la redonda, aparte de los compañeros de viaje con los que hemos llegado a nuestro improvisado campamento. Sólo se escucha el viento y ruidos que indican que hay animales cerca. A izquierda y derecha, naturaleza y más naturaleza. Una especie de momentazo Memorias de África en pleno siglo XXI.

¿Todavía es esto posible? La respuesta es que sí -y no porque los turistas hayan desaparecido de Kenia, Tanzania, Namibia o Botsuana-. De hecho, ahora están más presentes que nunca. Pero hemos descubierto la forma de acceder a los rincones más recónditos y auténticos de estos países, e incluso de dormir en ellos. ¿El truco? Viajar en camión.

Es el medio de transporte perfecto para llegar a donde el resto de los vehículos no llegan. Para empezar, porque posibilita viajar durante varios días sin la urgencia de encontrar una gasolinera. También cuenta con el espacio necesario para llevar las tiendas de campaña, además de duchas e inodoros, que permiten hacer acampada libre sin tener que volver al campamento base. La tercera razón es que, adaptándolo, resulta perfecto para cruzar caminos de tierra o de piedra. Y la cuarta y no menos importante, que se puede reformar para convertirlo en una especie de mirador con ruedas desde donde tener unas vistas de infarto de la sabana africana que ya quisieran muchos turistas de safaris de 4x4. 

Los mejores rutas en camión

Hace años que El Club Marco Polo lo descubrió, y desde entonces ha puesto en práctica otro tipo de turismo de aventura, mucho más auténtico, que está ganando adeptos a golpe de experiencias únicas desde un camión. Con él podríamos recorrer los 54 países africanos, pero hay tres grandes viajes que, subidos a un camión, convierten las vacaciones en algo totalmente diferente y único.

Safaris en Kenia y Tanzania

Es de esos viajes que no se olvidan fácilmente porque pocas veces se tiene la oportunidad de ver tan de cerca la vida salvaje de la fauna africana -y en un entorno de película-. Pero si además lo haces desde un camión, a unos tres metros del suelo, el acercamiento es diferente porque el campo de visión es mucho mayor. La reserva Masái Mara y las míticas sabanas del Parque Nacional Serengueti son dos imprescindibles de esta ruta que, dependiendo de tus gustos, puede incluir mucho más.

Namibia, Botsuana y cataratas Victoria

La llaman la ruta del Okavango, y según los viajeros que llevan miles de kilómetros a sus espaldas, es de los viajes más impresionantes que se pueden hacer. Combina paisajes tan perfectosque no parecen de este mundo con ambientes coloniales, vanguardias artísticas y  tradiciones locales que hacen de la experiencia un viaje completo como pocos.

Uganda y los últimos gorilas

Otro viaje de los de dar mucha envidia (de la mala) a los amigos porque no todos los días se tiene la oportunidad de ver de cerca los gorilas de montaña, de los que sólo quedan dos poblaciones en libertad. Y conociendo además los secretos de un país como Uganda, montando campamento cada noche en un lugar diferenteen plena naturaleza


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba