Destinos

La Estatua de la Libertad y la Torre de la Libertad ya se ven las caras

El esqueleto de la nueva Torre 1 de Nueva York ya alcanza su altura máxima y, a falta de añadir el pináculo, ya rebasa el skyline de Nueva York. Está a punto de convertirse -de nuevo- en la torre más alta de Estados Unidos, y en la tercera del mundo.

La Statue of Liberty ya puede mirar cara a cara a la Freedom Tower, apodo que recibe en EEUU la nueva Torre 1 del complejo World Trade Center de Nueva York. La Torre 1 se sitúa donde estaba la anterior Torre 6, y es que en los atentados del 11/S no solo cayeron las torres gemelas sino que fueron dañados los 7 edificios del complejo. Ocupa una superficie cuadrada de 61 metros de lado, más de 3600 m2 de superficie por planta… y son 104.

Precisamente ese ha sido uno de los mayores problemas a los que se ha enfrentado Silverstein, empresa promotora del complejo: alquilar toda esa superficie. La torre 1, la más alta y representativa, se va a completar, pero otras como la torre 3 están a la espera de tener más inquilinos antes de ser terminadas.

La construcción de la torre 1 comenzó en abril de 2006 y a finales del año pasado su esqueleto de acero alcanzó su altura máxima. Contando el pináculo medirá 541,30 metros, cifra que no dice nada si no la convertimos a pies, la medida que usan ellos, y nos da 1776: el año de la independencia de Estados Unidos.

Mientras siga sin pináculo, será la torre más alta de Nueva York (si no contamos la antena del Empire State), pero no de Estados Unidos que, por ahora, sigue siendo la Torre Sears. Perdón, la Torre Willis después de su -muy protestado- cambio de nombre en 2009 varios años después de ser comprada por el Willis Group Holdings.

Las primeras 20 plantas (57 metros) de esta torre son una base de hormigón armado con una fachada ciega, por motivos de seguridad. Para decorar este Podium, la división Americana de la empresa Italiana Permasteelisa ha creado una fachada de lamas verticales orientables que, con vidrio de la empresa alemana Interpane, creará reflejos y juegos de luz a diferentes horas del día según la incidencia de los rayos solares. Por la noche, estará retroiluminado con LEDs, creando también diferentes efectos visuales con luz reflejada en el vidrio.

A partir de la planta 20, las esquinas de la torre toman forma de chaflán que se va ampliando a medida que se asciende. A mitad de la torre la planta es octogonal, y en su parte superior vuelve a ser cuadrada, pero girada 45º con respecto a su posición inicial. Donde la torre termina, una columna de luz la extenderá otros 300 metros en vertical hacia el cielo. El diseño del edificio es del prestigioso equipo de SOM (Skidmore, Owings and Merril) autores de otros edificios simbólicos como la torre Hancock y la torre Willis en Chicago, la torre Jim Mao en Shanghai, las torres Time Warner en Nueva York o el Burj Khalifa en Dubai, actualmente la estructura más alta del mundo construida por el ser humano.

De las 74 plantas útiles de la torre sobre el nivel de tierra, 69 serán para oficinas. Un mirador de tres niveles ocupará las plantas 100, 101 y 102. Habrá un Sky Lobby en la planta 64 y el resto son plantas técnicas, de instalaciones y de comunicaciones (La antena del pináculo no es sólo para hacer el edificio más alto, además funciona).

Dos de los factores que más han influido en el diseño de esta torre son la sostenibilidad y, naturalmente, la seguridad.

En cuanto al primero, se han trasladado a un rascacielos muchas de las estrategias que hasta ahora se usaban principalmente en edificios de menor tamaño. La cubierta sirve para recogida de agua de lluvia, que se filtra y reutiliza en los sistemas de refrigeración. Los paneles solares producen gran parte de la energía que consume el edificio. Un sistema inteligente de iluminación regulará la intensidad de la luz en las oficinas en función de la cantidad de luz natural que entre por las ventanas en cada momento. Todo esto le permitirá obtener la calificación LEED Oro, convirtiéndolo en uno de los edificios de semejante tamaño más sostenibles del mundo.

La seguridad ha jugado un papel fundamental: Los núcleos de comunicación vertical, ascensores y escaleras se encuentran en una gran columna central con muros de hormigón de 90 centímetros de espesor. Las escaleras de incendios son extra anchas y además hay otra escalera de uso exclusivo para bomberos. Tanto en seguridad como en sostenibilidad, el edificio no sólo ha cumplido con las exigencias de las normativas, sino que las ha sobrepasado en torno a un 20%

La Freedom Tower en cifras

- Solamente para el inicio de los trabajos de cimentación tuvieron que utilizarse 310 metros cúbicos de hormigón en un solo día, el equivalente a 40 camiones completos.- El peso total de su estructura de acero es de 48.000 toneladas.- El núcleo de hormigón empezó a construirse en enero de 2008 y tardo cinco meses en llegar al nivel de la calle.- El día del décimo aniversario del ataque terrorista, la construcción iba por la planta 82- En julio de 2012 Barak Obama en visita oficial a la obra de la torre firmó una viga de acero en la que escribió: Recordamos, reconstruimos, regresamos fortalecidos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba