Destinos

24 horas en Tarifa

Las playas de Tarifa son únicas sin dudad. Los amantes del windsurf y kitesurf lo saben y por eso adornan los cielos toda la temporada de verano con sus cometas. Pero, ¿qué pasa cuando acaba el verano? Andalucía no es solamente para torrarse en la playa todo el mes de julio y agosto. Os revelamos las maravillas de conocer Tarifa de forma apacible durante el mes de septiembre.

Hacer Kitesurf

Visitar la playa de Bolonia o la de Valdevaqueros es fundamental. ¿Qué hacer por allí? Subir las dunas y observar a los bañistas que a pequeña escala corretean por la orilla. Una vez conquistada la cima, toca bajar la duna y arriesgar con este divertido deporte que combina la tracción por cometa -gracias a los fuertes vientos- y las perfectas olas del lugar. Otro enclave idóneo para aprender es la playa de Punta Paloma. Existen numerosas escuelas de kite donde podrás adentrarte en este deporte con práctica y empeño, contando con la gran ventaja de un mar tranquilo y poco abarrotado.

Comer en el chiringuito Agua Tarifa

Un local de lo más chill out con música variada que acompaña mientras disfrutamos de las vistas. Son mencionables sus espectaculares sándwiches de aguate y queso, aunque en general toda su carta es bastante completa y apetecible. Las mesas están rodeadas de concurridos sofás lounge, pero poder tumbarse en ellos es toda una odisea. Los Lances norte, 1.

Siesta en el hotel Arte Vida Tarifa

Pasamos al Arte Vida, donde nos espera una colina de césped que desemboca en la fina arena de la playa, prácticamente del bar al mar. Este lugar realmente merece la pena, bien sea después de comer para  disfrutar de una relajante siesta, e incluso podemos esperar hasta la tarde y así contemplar el espectacular atardecer –siempre que sea acompañado de alguno de sus cócteles-. El hotel se define por tener un gran ambiente y estar repleto de la gente más cool de la zona. N 340, Kilómetro 79,3.

Compras y paseo por el centro

La calle principal abarca numerosas tiendas surferas, desde El niño que comenzó en esta calle hace varios años, hasta marcas más internacionales como Reef. Pasada la calle principal nos adentramos por la Puerta de Jerez en el casco antiguo, que esconde rinconcitos perfectos para tomar una cerveza mientras disfrutamos de la compañía. También localizamos pequeñas tiendas algo más especiales. No hace falta buscar demasiado: vaqueros vintage, estilosos muebles, camisolas,… Calle Batalla del Salado y Casco histórico.

Hora de cenar

Ya es cuestión del gusto de cada persona. Algunos prefieren retornar a los chiringuitos junto al mar, mientras que otros eligen permanecer en el casco antiguo. Aprovechando el paseo por el pueblo recomendamos continuar con la aventura entre sus calles, que cuentan con gran variedad de locales y un espectacular ambiente. También es cuestión de apetito: desde un tapeo clásico hasta cualquiera de las recónditas pizzerías que esconden sus blancas y estrechas calles. Si prefieres cenar a pie de playa tienes opciones tan adecuadas como un hummus acompañando a unos calamares en el chiringuito Bien Star. Playa de los Lances.

Salir por Tarifa

La noche tarifeña se ha convertido en un éxito en pocos años. Su ambiente relajado y casual permite disfrutar a todo tipo de públicos. La elección también está diseñada al gusto del consumidor. En Tarifa encontraréis chiringuitos pegados al mar, discotecas en el caso histórico en las que hay que engalanarse para poder entrar o sensacionales y económicos bares en el pueblo en los que entablar una gran amistad con el camarero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba