Destinos

Sampedro o de la fertilidad

Aunque la fertilidad es el proceso más crucial que incesantemente nos regala la Natura, demasiados no solo la ignoran sino que la desprecian. Pero la renovación de los nutrientes de todo lo que nos nutre se da también muy por encima de los suelos. La cultura y la ética de los humanos es un remedo, abstracto pero remedo, de lo que antes lograron las plantas.

Me refiero a ese dejar una parte de uno mismo para que tus sucesores puedan crecer sobre el mismo lugar que ocupabas. O que de una vida quede una sabiduría que rescate porvenires sin dañar a nadie Si de alguna forma cabe definir el paso del escritor/economista/solidario por este mundo es precisamente como un gran sustento intelectual y moral para los que aquí seguimos y para otros, que vendrán. La fertilidad humana pasa, pues, por equivalencias entre lo que se propone y se hace; entre lo que se piensa y se construye. Es más, a pocos como a él le conviene el aforismo de Bergamín “pensar es comprometerse”.

Por si eso fuera poco se le entendía. Claridad comunicando y comprensión van tan de la mano como las raíces y los suelos, como el aire y el respirar. Sucede poco, pero algunos como José Luis Sampedro consiguen ser sencillamente auténticos. En estos tiempos de falsificaciones incesantes poco o nada, por cierto, más aliviador que una verdad personificada, que una honestidad comprobada y sin desmayos.

Ya solo por eso podemos llamar fértil a la persona y lo que de ella emanó, como el agua de las fuentes; como las hojas de las ramas.

Como se ha podido comprobar han menudeado las necrológicas centradas en su formidable contribución en los campos de la desobediencia civil, la economía y la literatura. Han sido tacañas hasta la exasperación las destacadísimas aportaciones de José Luis Sampedro al pensamiento y la cultura ecológicas. Su apoyo a decenas de reivindicaciones de carácter ambiental, a las publicaciones relacionadas con la economía de la vivacidad… Alguien que se acuerda de que SOMOS NATURALEZA es sin duda un paraíso encontrado.

Gracias y que la pérdida de José Luis Sampedro no impida que encontréis la fertilidad que siempre brotará de lo que escribió. ¡Qué paraíso!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba