Destinos

Parador de San Marcos: dormir con el dulce correr del río

Si se pregunta en la calle por el nombre del río que atraviesa León, pocos acertarían. Sin embargo, si el destino, la vida o un regalo nos permiten dormir en León, no dudes en pedir una habitación del Parador con vistas al río. La 354 es una maravillosa opción, sobre todo en primavera cuando el l río Bernesga baja un tanto cabreado por la fuerza del deshielo.

El puente de San Marcos marca la frontera entre el paseo y las prisas, y es que aquí todavía se camina. Un beso furtivo, un guiño o un encuentro aparentemente fortuito parecen más intensos cuando se escenifican delante de la fachada plateresca de San Marcos.

Aunque el año que viene se celebrará el VI centenario del inicio de las obras de todo el conjunto, la majestuosidad provoca un cierto olvido de las fechas. Básicamente, son tres los edificios que componen San Marcos: un parador, una iglesia y un museo. Remontándonos a los orígenes, fue en el siglo XII cuando se decide construir un edificio para albergar a los peregrinos que de camino a Santiago hacían noche en este lugar. Siglos más tarde, bajo el auspicio de Fernando el Católico, se crearía un convento que necesitaría dos siglos más para estar completo.

Cualquier peregrino sabe que es uno de los momentos más gloriosos de la ruta. Su fachada es plateresca y dicen los libros de arte que muy representativa de este estilo. A ojos mortales, impresiona la silueta complicada con sus torres, las hornacinas, candeleros y demás elementos. Por la noche el espectáculo se hace más impresionante y la tenue luz que lo ilumina envuelve todo el conjunto en un halo de misterio.

Dejando de lado la iglesia y el museo, nos concentramos en el hospedaje, cuya fama ha traspasado fronteras. Hay un placer compacto en el recorrer los pasillos sin prisa, subir la imponente escalera con aire regio, y pasear por el claustro con aparente abandono. Las pinturas flamencas, los bargueños, muebles, tapices forman un caótico puzle confiriendo al Parador ese sabor regio que bien le caracteriza. Puede gustar o no, pero impresiona y eso hace mucho. Y si no podemos alojarnos, siempre podemos tomar el té en un saloncito en la planta baja con una extensa selección de tés de todo el mundo.

En cuanto a las habitaciones, hay que hacer una separación clara: la parte antigua perteneciente al monasterio y las estancias que corresponden al edificio moderno en la parte de atrás del mismo. La elección está clara: con ventana al río y con buena compañía. 

FICHA

Categoría: hotel

Nombre: Parador de San Marcos

Dirección: Pza. De San Marcos 7

Ubicación: León

Teléfono: 987237300

Web: www.parador.es


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba