Destinos

Son Siurana: la placidez de la vida en el campo

Si existe un lugar donde se pueda conocer la esencia de la arquitectura y los detalles mallorquines ése es Son Siurana. La finca ha pertenecido a la misma familia desde su construcción en 1784 y desde entonces hasta ahora sus 100 hectáreas son una pequeña joya cargada de buen gusto que se han utilizado como explotación agrícola y ganadera. Sus 200 ovejas y un huerto son casi un símbolo de la imagen más idílica de Mallorca.

Estamos en un concepto que puede resultar hasta divertido. Básicamente, la finca cuenta con nueve unidades con distintos tamaños y estilos que se integran dentro del conjunto, para dos o cuatro personas. Por supuesto, se han conservado sus nombres originales, lo que les da un encanto especial, así por ejemplo los visitantes se pueden alojar en Sequer, donde se secaban los higos, o Pallissa, donde se almacenaba la paja.

En la reforma se han conservado todos los elementos originales: paredes de piedra y cal, los festejadors o asientos de obra adosados a las ventanas, desde donde antiguamente se cortejaban las parejas, los resplandit o chaflanes en ventanas para proporcionar más claridad, el escansell o acristalamiento para proteger el interior de la vivienda del viento y del frío, los recercados de mares de las ventanas, arcos, bóvedas…

Cuando se visita Son Siurana se puede apreciar el resultado de todo ese trabajo artesanal y minucioso en cada detalle de las casas. Las baldosas del suelo son de terracota, así como las cerámicas vidriadas de baños y cocinas, todo artesanal. La mayoría del mobiliario de las casas hace parte de la herencia familiar, aunque muchos también han sido adquiridos en lugares dispares y se han sabido conjugar con otros más prácticos y contemporáneos, como los cómodos sofás de los salones, de colores alegres y luminosos.

Huerto, rosales y frutales

Los exteriores de Son Siurana están pensados como zonas diferentes donde reinan los almendros y algarrobos, o diseñando espacios a partir de las distintas zonas de un huerto repleto de hierbas aromáticas, en otra, y la montaña propiamente dicha con vegetación propia de la sierra de Tramuntana, como ullastres, matas, carrizo, encinas. Este paisaje montañoso es el que tienen de fondo las casas, situadas sobre una suave ladera.

El huerto está pensado para el disfrute de los huéspedes de Son Siurana. En él pueden verse plantas aromáticas (camomila, tomillo, menta, hierba Luisa, hierba sana, orégano) y rosales. Los frutales del huerto son naranjos de distintas variedades y temporadas, limonero, azufaifos, nísperos, ciruelo, peral. Dependiendo de la temporada se plantan verduras, legumbres, tomates, etc... Frente a las casas, además, se sitúa una zona de frutales también para los huéspedes. Es una extensa variedad como chirimoya, nogal, frambuesas, naranjo, albaricoquero, azufaifo, cerezo, melocotonero, etc.

La idea de que los huéspedes se acerquen al entorno es la principal preocupación de los propietarios de Son Siurana, que permiten la participación de éstos en la recolección de alimentos de la huerta, fruta, pastoreo de las ovejas, etc. Además asesoran sobre las visitas a Alcudia y Pollensa, las dos poblaciones entre las que se encuentra y donde se puede disfrutar del mejor ambiente marino. 

FICHA

Categoría: hotel

Nombre: Son Siurana

Dirección: Carretera Palma-Alcudia km. 45

Código postal: 07400

Ubicación: Alcudia, Mallorca

Teléfono: 971 549 662

Habitaciones: 9 unidades

Web:www.sonsiurana.com

Precio: En función de la temporada.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba