Destinos

El Cresol de Calaceite: las otras luces de Teruel

Dicen los decoradores que la iluminación es la mitad de cualquier proyecto. Eso explica mucho el esfuerzo de Jose Vicente Enguídanos en la elección de las lámparas de este hotel, que tiene mucho de proyecto personal. No es tan fácil encontrar hotelitos de este tipo con piezas Santa & Cole, Floss o Vibia… Para ser elegante hay que tener un escenario adecuado y aquí hemos acertado.

Calaceite es un lugar mágico, símbolo de la olvidada comarca turolense del Matarraña, tanto que hasta hace unos años no había ningún tipo de alojamiento. Curiosamente hoy vive una explosión de nuevo turismo, donde cada uno aporta lo que tiene: aceite, trufa, verdura y sobre todo mucho interés por la buena vida.

A pesar de los duros inviernos, el entorno es realmente paradisiaco. Entre los ríos Algars y Matarraña, con grandes extensiones de olivos, almendros, y bosques de encinares, aparece un pueblo histórico de casas de piedra, que ha sido prácticamente “reocupado” por artistas que lo han elegido como fuente de inspiración para sus obras.

En los bares, todavía algunos se acuerdan cuando los actuales propietarios del hotel compraron un viejo molino de 1735 para transformarlo en una “casa muy personal”.  Un “poderoso” trillo preside la entrada desde la que se da paso a los diferentes espacios. Hay opciones para todos. Unos prefieren la biblioteca, con su buena chimenea, o las habitaciones que han servido para recuperar las partes altas de la casa, con un sofisticado ambiente de refugio de montaña. Para las fantasías, queda su bodega que guarda una monumental muela de aceite que convive perfectamente con el recuerdo de aquella vieja mesa de billar americano.

El Cresol de Calaceite tiene sólo seis habitaciones, pero cada una es un ejercicio de buen gusto. Nombres de tipos de aceitunas dan nombres a las habitaciones, como Arbequina, Empeltre, Picual y Hojiblanca. El toque más moderno lo ponen los cuartos de baño, cómodos y de diseño más atrevido, que logran el equilibrio con los elementos históricos del edificio.

Aquí, la actividad no está reñida con el descanso. La comarca de Calaceite es perfecta para quienes gusten de la historia o el senderismo. Una de las visitas más interesantes es la del museo del arqueólogo Joan Cabré, que estudió y realizó la reproducción de las obras rupestres encontradas en la comarca.

FICHA:

Hotel El Cresolwww.hotelcresol.comC/ Santa Bárbara, 16.44610 Calaceite. Teruel.EspañaTlf: 978 851 582Habitaciones: 6Precio desde 120 euros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba