Destinos

Sorprende con una escapada a Doñana el día del padre

El próximo 19 de marzo es festivo y es probable que intentes aprovechar para irte de puente. Si estás pensando en hacer una escapada, una muy buena opción es adentrarse en el Parque Nacional de Doñana y dejarse llevar por su majestuosidad a lomos de un caballo. Es posible que existan en España pocos sitios tan sorprendentes como éste y desde luego, en Europa es el único en el que se encuentra tal biodiversidad.

Parque de Doñana (flickr | montuno - imagen con licencia CC BY-SA 2.0).
Parque de Doñana (flickr | montuno - imagen con licencia CC BY-SA 2.0).

Con una superficie de casi 55.000 hectáreas y situado entre Huelva y Sevilla, este espacio natural protegido cuenta con reconocimientos internacionales como Patrimonio Mundial de la UNESCO, Reserva de la Biosfera o Diploma del Consejo de Europa a la Conservación, entre otros.

Tanto si decides regalarle la experiencia a tu padre como si prefieres ir con tu pareja, e incluso con los peques de la casa, seguramente será un acierto. Desconectar de la rutina en un entorno como este siempre sienta bien y, si es con los seres queridos, mejor que mejor.

En el parque de Doñana encontramos 3 tipos de sistemas ecológicos.

En el parque encontramos 3 tipos de sistemas ecológicos siendo las marismas el de mayor extensión. Aquí podrás pasear y sortear paisajes que se convierten cada año en lugares de paso para cientos de aves europeas y africanas, donde crían y pasan los inviernos.

Una de las características fundamentales es la estacionalidad tan marcada que posee, siendo el otoño la época en la que comienza a encharcarse con las lluvias para presentarse en invierno como una laguna de grandes dimensiones aunque poco profunda. Si vas ahora, con la primavera en camino, podrás ver cómo la superficie del agua se encuentra cubierta de flores. Si te acercas en verano sólo verás un inmenso desierto de arcilla.

Asimismo descubrimos otra de las zonas más significativas de Doñana: sus playas, las que podrás recorrer a caballo y donde podrás adentrarte entre sus dunas vivas. Éstas tienen la capacidad de cambiar con los vientos de la zona y albergan diversos tipos de vegetaciones que han tenido que adaptarse con el paso de los años a las duras condiciones de la arena y el suelo. Es más, en muchas ocasiones han aparecido plantas e incluso árboles enterrados bajo las dunas.

Fauna en Doñana

Durante el recorrido por los lugares habilitados para ello es posible que te cruces con las aves, que habitan en Doñana, ya que es la especie animal más presente en este espacio: abejarucos, abubillas, alcaravanes, ánades, águilas, buitres, gaviotas, garzas o que han hecho del parque su verdadero hogar.

Y qué podemos decir del lince ibérico. Actualmente se encuentra catalogado como el felino más amenazado de todo el planeta y es una de las especies más protegidas de todo este espacio natural. Los guías te irán transmitiendo todos sus conocimientos sobre las características del mismo y de los esfuerzos que desde el parque se llevan a cabo para poder preservar la especie dentro del Centro de Cría de El Acebuche.

Con suerte te puedes tropezar con mamíferos como ciervos, gamos o zorros que habitan en el Parque Nacional. Entre estos hay que destacar un par de razas de caballos autóctonos, caracterizada una de ellas por ser la más antigua de toda Europa. Pero eso sí, ambas razas están amenazadas por peligro de extinción.

No es necesario tener experiencia previa para hacer la ruta a caballo.

La ruta a caballo tendrá una duración de dos horas aproximadamente durante las que te encontrarás totalmente envuelto en los parajes de la zona. Como no es necesario tener experiencia previa se puede realizar la excursión con total tranquilidad.

Minutos previos al paseo el jinete experto se ocupa de explicar todo lo relacionado con el mundo del caballo así como las instrucciones necesarias para montar y controlarlo una vez estés sentado en la silla: cómo hacer que vaya en una dirección u otra, cómo hacer que camine o pare, etc. Puede que la sensación que tengas al principio sea de vértigo o incluso inseguridad al verte ahí arriba, pero en pocos minutos te sentirás tan a gusto que parecerá que llevas haciéndolo toda la vida.

El itinerario comienza en la playa, paseando justo a orillas de la misma y respirando aire puro, sentir la brisa rozando tu rostro y desconectar por fin del aire cargado de la ciudad. A continuación te desplazarás por las dunas móviles del asperillo y será algo que sencillamente merece la pena.

El regreso al punto de partida será por el Parque Natural de Doñana, donde hay una gran variedad de paisajes tan cambiantes de un punto a otro que te sorprenderá.

No dejes pasar la oportunidad de vivir una experiencia similar, pues seguro que no te defrauda. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba