Destinos

7 actividades para hacer en un alojamiento rural sin salir de él

Si estás pensando que pasar unos días de retiro en un alojamiento rural, has de saber que puede estar mejor si la casa o el hotel te ofrece alguna que otra actividad extra que no puedes realizar donde normalmente vivas. Te damos algunas ideas para que tu estancia sea mucho más divertida y entretenida o simplemente puedas desconectar de la mejor forma posible: con talleres y actividades que despertarán todos tus sentidos.

si la casa o el hotel rural te ofrece alguna que otra actividad extra que no puedes realizar donde normalmente vivas (Corbis).
si la casa o el hotel rural te ofrece alguna que otra actividad extra que no puedes realizar donde normalmente vivas (Corbis).

Casas con talleres de cocina. Ponte el delantal: ya estás preparado para ponerte manos a la masa. Los alojamientos que combinan nocturnidad con actividades culinarias puede que estén teniendo esta temporada su época dorada gracias a la invasión en televisión de programas gastronómicos. Lo que sí es cierto es que la oferta es amplia y va desde la cocina más tradicional a la más vanguardista. Lo que dejan demostrado después de estos talleres es que no es necesario ser un gran chef para que quede un plato delicioso, sólo hace falta olvidarse de las prisas y darle un poquito de mimo.

Una apuesta segura entre esta oferta es uno de los alojamientos rurales que se encuentran en La Rioja, Casas Rural Cruz (Aguilar del Río Alhama), donde Pedro te podrá enseñar algunos de sus secretos de cocina y con suerte su receta de paella con txangurro.

Talleres rurales

Si eres de los que aunque estés disfrutando de unos días de descanso no puedes parar quieto, puede que te interese saber que hay alojamientos que ofrecen un rico abanico de posibilidades que van desde talleres de pintura, fotografía o astronomía. ¿Se te ocurre mejor plan que salir a contemplar las estrellas de la mano de un experto guía? Pero la oferta no se queda ahí, talleres de risoterapia o de elaboración de jabón artesanal… la cuestión es descubrir una parte que permanece dormida.

Casa Massa, en Estac (Lleida), te ofrece cursos de fotografía a medida en la naturaleza o Casas Chanin en Pinilla de Los Barruecos (Burgos) donde además de fotografía puedes elegir entre cocina e incluso visitas a bodegas.

Casas donde practicar yoga y actividades zen

Este tipo de alojamientos están en auge debido al ritmo cada vez más frenético de las ciudades y usuarios que quieren ‘escapar’ de él. Podemos encontrar pequeños remansos de paz donde no sólo relajarnos, sino también aprender a hacerlo. Actividades como el yoga, charlas en algunos casos, masajes y música relajante acompañados de un entorno sin ruidos y decorado con armonía son claves fundamentales para poder conseguirlo. Un claro ejemplo es la Casa de Reposo La Perezosa, en Torices (Cantabria).

Enoturismo

Desde disfrutar de una cata de vino hasta dormir en la propia casa provista de bodega rodeada de viñedos. Si te gusta la enología en cualquiera de sus facetas, puede que te debas decantar por esta opción.

Además, estos alojamientos están repartidos por toda la geografía española: nos podemos encontrar con Hotel Enoturismo Mainetes (Mainetes, Albacete) con HaciendaEl Santiscal (Arcos de la Frontera, Cádiz) o Ca la Laia, en Torrelles de Foix, Barcelona.

Casas donde desconectar es obligatorio

Fuera ondas, wifis y todo tipo de tecnologías. Es cierto que esta es una corriente que viene del otro lado del charco pero en España ya podemos encontrar este tipo de alojamientos (como Mil Madreñas Rojas, en Salientes, León) donde muchas veces la zona geográfica ayuda a ello, ya sea porque no llega la cobertura (¡y no digamos la fibra óptica!) o porque sus propietarios huyen de lo convencional y apuestan por tener conversaciones mirándonos a los ojos y no a la pantalla del Smartphone.

Casas para vivir juegos de rol o aventuras temáticas

Imagínate vivir una película y ser tú mismo el protagonista. El misterio y, en muchas ocasiones el terror, está asegurado. El realismo de sus decoraciones y el encontrarse en un terreno ‘hostil’ y desconocido ayudan al huésped a permanecer alerta antes los sucesos nocturnos que se puedan producir.

En esta categoría podemos incluir al Hotel MolinoTresgrandas (Llanes, Asturias) donde podrás desde jugar a ser detective, a ser internado en un manicomio y nuevas recreaciones que poco a poco van introduciendo. Casona de Torres (Mondejar, Guadalajara) opta por introducirnos en una novela policíaca y como si fuéramos Jessica Fletcher -protagonista de Se ha escrito un crimen- debemos desentrañarlo.

Casas románticas

Da igual la época del año en la que nos encontremos, seamos realistas, a los españoles nos gusta el romanticismo. Se pueden encontrar casas desde donde se cuida hasta el más último detalle o aquellas que están pensadas para darse un lujazo de darse un baño entre burbujas.

Además, recuerda, si te vas de alojamiento rural es para estar en un entorno natural, ¡disfrútalo! Aprovéchate de esos momentos en la naturaleza y haz cosas que normalmente no podrías estando en la ciudad: escápate haciendo senderismo descubriendo rutas por la zona, busca un río cercano para hacer un rafting o un hidrospeed (para los más valientes) o mira las cosas desde otra perspectiva mientras vuelas en parapente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba