Destinos

Un viaje a través del territorio vetón

Los amigos de la historia y ‘arqueofriquis’ en general estarán encantados de viajar al pasado hasta la Edad de Hierro, período en el que debiera comenzar un viaje por los territorios Vetones, pueblos celtas que ocuparon la parte occidental de la Península entre el Duero y el Tajo, antes de la llegada del Imperio Romano. Una pegatina en muchos de los coches de Castilla y León se ha convertido en un nuevo reclamo turístico.

Parece claro que los vetones, también escritos vettones, corresponden a un grupo de pueblos prerromanos dedicados a la ganadería que han dejado una colección de asentamientos defensivos, conocidos como castros, que se han convertido en una ruta turística. Lugares como Ulaca o las Cogotas, en las cercanías de Ávila, han sido un lugar de referencia para esa caminata que justifica un encuentro familiar.

Parece demostrado que estos vetones tenían una actividad de pastoreo, más vinculado al ganado bovino. Los verracos y los caballos se han convertido en su verdadero símbolo, aunque todos eran guerreros.

Visitar el territorio vetón nos permitirá admirar su patrimonio histórico.

El viaje a través del territorio vetón nos permitirá no sólo aprender su modo de vida, sino admirar su patrimonio histórico y cultural, en una propuesta de turismo familiar realmente completa que aúna la experiencia del senderismo y el contacto con la naturaleza, con las actividades educativas que normalmente buscamos en una gran ciudad. Y que, como suele pasar en tantas ocasiones, todavía resulta desconocida para muchos. 

Salamanca parece haber apostado con fuerza por los lugares más emblemáticos. La ruta vetona nos descubre este ‘nuevo’ mundo que se divide en dos caminos, los de Lumbrales y Yecla de Yeltes, dos puertas de entrada al mundo vetón que encuentran en sus pequeñas ciudades fortificadas o castros su principal punto neurálgico

Las murallas vetonas

El de Las Merchanas conserva íntegro ocho hectáreas de muralla, tras la cual se ocultan los restos de un poblado dedicado al comercio y la ganadería; el de Yecla destaca por ser una de las fortificaciones más imponentes de la Península, cuya ocupación se prolongó durante más de mil años, hasta el siglo XII, e incluso con algún evento de importancia durante el reinado de Isabel y Fernando

Una manera nueva de poder entender la historia… Barrios, oficios, santuarios y relaciones sociales en una estructura tan sencilla como pragmática. Su orfebrería y su artesanía se han convertido en el gran reclamo turístico, casi de un modo inesperado.

Las fortalezas vetonas están llenas de señales del modo de vida que las concibió.

Los aficionados a los relatos heroicos pueden encontrar numerosas aventuras. Como fortalezas que son, están ‘cargadas’ de fascinantes señales del modo de vida que las concibió. Como ese campo de piedras que rodea Las Merchanas, situadas a modo de cuchillas para imposibilitar un ataque a caballo; el misterioso ‘grabado en la piedra’ de la ruta de Lumbrales; incluso las estelas funerarias que nos guían hasta el poblado medieval de Yecla. Todo merece la pena en la ruta vetona, una opción de turismo inteligente apto para todos. 

Además del trabajo de campo, parece que los pueblos apuestan también por estas rutas. Los ayuntamientos de Lumbrales y Yecla de Yeltes saben la mina que tienen entre manos y han dispuesto museos, centros de recepción de visitantes y rutas para explotar este privilegiado patrimonio.

A lo largo de las rutas enunciadas, existen diversos puntos de interés que justifican la parada y proponen actividades a los turistas. En el centro de Lumbrales, en una casa señorial que también alberga su buena dosis de historia, encontramos la Casa del Conde, un museo con exposiciones sobre el entorno y el legado vetón que constituye una de las paradas fundamentales de la primera ruta. Yecla también alberga su propio mausoleo de cultura vetona, que enfatiza el legado artístico de nuestros ascendentes. Nuestro pasado es una manera de entender mejor el presente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba