Destinos

Mucho más que playas: 4 rutas de senderismo en Baleares

Si preguntáramos a un tipo de un lugar remoto del mundo de qué lugares de España ha oído hablar, probablemente las islas Baleares aparecerían en su respuesta. Cada año visitan este archipiélago más de 10 millones de turistas, y entre ellos algunos ‘ilustres’ de Hollywood que han contribuido a dar más fama al lugar. Por eso parece una contradicción que Baleares sea un tesoro casi por descubrir. 

Pero así es la cosa: la mayoría conocen las playazas de las Islas Baleares y los principales puntos de atracción turística de Palma de Mallorca, pero este archipiélago tiene muchos otros encantos. Hoy os vamos a hablar de uno de ellos: las rutas de senderismo. ¿Quién dijo que no se podía disfrutar de este paraíso en invierno?

De Sant Josep a Sa Talaia (Ibiza)

Apenas 3 horas en un trayecto de ida y vuelta que dan otra perspectiva de Ibiza, una de postal para enmarcar. Porque desde las alturas, todo se ve distinto. Y ese es uno de los privilegios de esta caminata: que llega a uno de los puntos más altos de la isla, Sa Talaia, a 475 metros sobre el nivel del mar. A través de un camino muy bien señalizado que parte de Sant Josep y atraviesa bosques de pinos y sabinas, tendréis la oportunidad de disfrutar de un paisaje rural salpicado por las tradicionales casas ibicencas durante el que es posible que se os cruce alguna jineta. En la cima, dos miradores con unas vistas estupendísimas. Para repetir.

Camí del Correu (Mallorca)

Para los nostálgicos, esta ruta es perfecta: se trata del viejo camino que recorrían antiguamente los correos y que comuncia los pueblos de Esporl y Banyalbufar, a medio camino entre Palma y Valldemossa. Unas tres o cuatro horas, dependiendo de vuestro ritmo, si os animáis a hacer ida y vuelta. Comenzando desde la iglesia de Esporles, la ruta, señalizada con flechas de madera, transcurre principalmente por el interior de un encinar que por sí solo merece la pena. Pero además, durante la excursión encontraréis hornos de cal, casas de carboneros y buenas vistas del puerto de Canonge y la Foradada.

Ets Alocs-Penyal de sa Muntanya Mala (Menorca)

¿Qué tal una ruta senderista que atraviese playas (y de las preciosas)? Es lo que propone esta ruta que bordea la costa desde Ets Alocs hasta el pie de la Montaña Mala, recorriendo alrededor de 6 kilómetros si contamos sólo el trayecto en una dirección. El punto de partida es la cala de piedras Ets Alocs, al final del término de Ferreries. Desde allí hay que caminar hacia el norte por un sendero llano que va bordeando la costa, así que el camino, además de bonito, nos exigirá poco esfuerzo. La ruta atraviesa la espectacular Cala Pilar, una playa virgen de color dorado y rojizo con agua cristalina y arena fina que invita a pasear sin prisa incluso en invierno. Después encontraréis un gran puerto natural formado por grandes rocas que parece sacado de una postal, al final del que se encuentra Montaña Mala.

Camino viejo de La Mola (Formentera)

Es sólo una de las posibilidades, aunque ni mucho menos la única: los 82 kilómetros cuadrados de Formentera están llenos de rutas verdes que permiten conocer sobre una bici o caminando zonas de viñedos, dunas y pinares declarados como Áreas Naturales de Especial Interés, buenas panorámicas, casas típicas... El camino viejo de La Mola, que se hace en apenas 45 minutos, es una buena opción que transcurre junto a las famosas higueras centenarias de Formentera. Comienza en la rotonda de la carretera de Sant Francesc Xavier a El Pilar de la Mola y recorre parte del viejo camino que discurre paralelo a la carretera. Una senda sencilla con espectaculares vistas que ofrece una estupenda perspectiva del Mediterráneo y de la propia isla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba