Destinos

Castilla y León: cinco destinos enoturistas para descubrir el vino español

“A nadie le hace daño el vino, si se toma con tino”, o eso dice el refranero popular español. Bebida elegante, sofisticada y afrodisíaca. El néctar de los Dioses, diurético, antiséptico... Podría decir muchísimos más calificativos del vino pero esa no es mi intención.

  • Una de las bodegas de vinos Arzuaga (Arzuaga).
    Una de las bodegas de vinos Arzuaga (Arzuaga).
  • Las bodegas Protos desde una vista aérea (Protos).
    Las bodegas Protos desde una vista aérea (Protos).
  • Una botella de PradoRey ante la puerta de su bodega (PradoRey).
    Una botella de PradoRey ante la puerta de su bodega (PradoRey).
  • Entrada a las viñas de Viña Mayor, en Valladolid (Viña Mayor).
    Entrada a las viñas de Viña Mayor, en Valladolid (Viña Mayor).
  • La bodega laberinto de Yllera (Grupo Yllera).
    La bodega laberinto de Yllera (Grupo Yllera).

Castilla y León ofrece algunas de mejores denominaciones de origen de España. Ribera del Duero, Rueda, Toro, Cigales, Tierra de León, Arlanza o Tierra del Vino de Zamora forman parte de nuestra cultura, de nuestra marca España y, sobre todo, de una tradición que ha pasado de generación en generación en nuestro día a día.

Si te vas a trasladar por la zona y te gusta el vino, te recomiendo algunas de las bodegas más reconocidas a nivel nacional donde poder hacer enoturismo. ¡No tienen desperdicio alguno!

Arzuaga

Situado en Quintanilla de Onésimo, a escasos kilómetros de Valladolid capital, se encuentra esta bodega fundada a principios de los noventa. Muy cerca del Duero, su imponente edificio monástico de piedra mezcla tradición e historia con las más modernas instalaciones.  Su bodega rústica con madera de olmo y evocación monacal es una auténtica joya. Su increíble localización ofrece multitud de actividades vinícolas como visitas, catas y hasta paseos a caballo. Sin duda alguna, una opción más que recomendable.

Protos

“La primera de la Ribera”.  Así fue la primera nomenclatura que tuvo esta importante bodega española. Casi un siglo de historia avala a esta marca pinciana que cuenta con su bodega principal a los pies del Castillo de Peñafiel, actual museo del vino.  Sus distintas denominaciones de origen hacen que cuente con otras 2 bodegas más en Anguix (Burgos) y en la Seca (Valladolid), ésta última con D.O. Rueda, donde elaboran un verdejo exquisito.

Tradición e innovación conviven entre sus barricas que te ofrecerán una experiencia única para todos tus sentidos. Podrás recorrer la bodega original que discurre por el interior de la montaña, y la nueva con el último diseño arquitectónico, catar sus diferentes crianzas y verdejos y disfrutar, sin duda, de una visita donde aprenderás el arte vinícola.

PradoRey

Innovación y calidad. Estos son dos de los valores de esta bodega que tiene su origen hace más de 500 años en la histórica finca Real Sitio de Ventosilla, ubicada en el mismo municipio que le da nombre. Perteneciente a la realeza hasta principio del siglo XX, en ella se encuentra la actual bodega donde nacen y maduran los vinos con D.O. Ribera del Duero. Cuentan además con otra bodega en el término municipal de Rueda, PradoRey Rueda, donde se realizan sus blancos.

Esta bodega te ofrece numerosas actividades: desde catas hasta paseos en Jeep por su finca. Merece la pena conocer su historia  y poder descubrir sus rincones secretos. Sin lugar a dudas, ¡una actividad de reyes!

Viña Mayor

También situada en Quintanilla de Onésimo (Valladolid), dentro de la denominada Milla de Oro de la Ribera del Duero, se encuentra esta bodega imponente con carácter elegante. La marca Viña Mayor también ampara vinos acogidos a otras Denominaciones de Origen como Rueda o Toro.  Desde 1986 esta bodega crea y distribuye a nivel internacional un vino con numerosos reconocimientos y premios.

Viña Mayor te ofrece una experiencia única; desde música e iluminación hasta la influencia de la barrica en cuanto al roble, sus tostaos y los botelleros históricos de la marca. Una opción a tener muy en cuenta.

Yllera

El mítico Cantosán salió de sus barricas hace más de  40 años. Los hermanos Yllera (conocidos como Los Curros) fundan en 1970 esta bodega con un objetivo claro: Revolucionar el sector vinícola. Situada en la villa de Rueda, esta bodega empezó elaborando verdejos de gran calidad hasta pasar a vinos de la Tierra de Castilla y León, Toro o Riberas entre otros.

Rescatando del abandono numerosas bodegas, crea la bodega laberinto El Hilo de Ariadna, un espectacular pasaje para el visitante donde desenrollar el hilo de Ariadna y descubrir la historia del vino a través del mito del Minotauro. Sin duda, una experiencia inigualable que te dejará con la boca abierta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba