Destinos

La Fonda del Bandolero, un lugar de muchos melones

Cuenta la leyenda que en el siglo XIX un vecino de Villaconejos llamado Márgaro Martínez tuvo que huir de la justicia convirtiéndose en forajido. Él y sus secuaces asaltaban a todo aquél que se encontraban en los caminos de la zona sur de la provincia. Bueno, a todos no, porque a los vecinos de Villaconejos, Márgaro les daba un pañuelo rojo que los distinguía del resto de transeúntes a los ojos de los bandoleros. 

Esta historia es la que ha inspirado a Alex y Eduardo para escoger este nombre para su casa rural. Ubicada en el centro del pueblo, a pocos metros del ayuntamiento, su portón de entrada da paso a un patio pintado de amarillo con una escalera de hierro al que dan todas las habitaciones. Cada una de ellas tiene el nombre de un bandolero legendario, José Mª el Tempranillo, el Fantasía, el Vivillo... y en todas destaca el gusto por las cosas sencillas. Y además sus propietarios pueden presumir de que la mayoría de los objetos decorativos han sido donados por los vecinos del pueblo.

Toda buena fonda  debe ser un sitio de buen comer y aquí no se andan con tonterías. Aunque uno no se hospede en la fonda, hay que disfrutar de su gallina o pollo de corral en pepitoria, su rabo de toro, y unos huevos de corral estrellados. ¿Un capricho? Los caracoles con acelgas son una buena idea. ¿Un postre? Obligado probar y comprar un buen melón de Villaconejos, que en Madrid también se sabe de agricultura.

FICHA

Nombre: La Fonda del Bandolero.

Dirección: Ctra. de Chinchón, 15. Villaconejos.

Tel.: 91 893 87 63.

Web:www.elbandolero.net

Habitaciones: 8 y un apartamento.

Precio habitación: entre 30 y 40€.

El apartamento: 60€.

Restaurante: Menú diario: 9€.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba