Aunque ahora pretendan malherirla con las rutas de Carlos Ruiz Zafón o Ildefonso Falcones, Barcelona tiene mucho más que dar de sí. En sus calles, Enrique Vila Matas ha soltado a sus neuróticos personajes y Roberto Bolaño buscó durante horas ejemplares de libros. Es una ciudad libresca a más no poder: la Barcelona de George Orwell, el barrio de Gràcia de Mercè Rodoreda, el Carmelo de Juan Marsé, el mercado de Sant Antoni de Terenci Moix o el Raval gastronómico de Manuel Vázquez Montalbán.

Dicho esto, queda entonces comenzar así una ruta literaria –de apenas 15 paradas-  por una ciudad que tiene galones y a la que sobre este tema se ha dedicado más de un libro, entre ellos Paseos por la Barcelona literaria, de Sergio Vila-Sanjuán y Sergi Doria  Comenzamos entonces por Las Ramblas, de donde surgen muchísimos rincones literarios: desde La Boquería, mercado emblemático de la ciudad, descrito por Víctor Mora  en Los plátanos de Barcelona, por Eduardo Mendoza en La ciudad de los prodigios o en las múltiples aventuras del Pepe Carvalho de Vázquez Montalbán, hasta Els Quatre Gats (Montsió, 3), un santuario  del modernismo inaugurado en 1897 y ubicado en los bajos de la casa Martí.

En Els Quatre Cats solían reunirse Santiago Rusiñol o Rubén Darío, y fue allí donde Picasso presentó su primera exposición individual.  Muy cerca, también en plenas Ramblas, está el Café Moka, que en su día fue sede del Partido Obrero de Unificación Marxista, acogiendo en su momento a personajes George Orwell. Ubicada en la calle Cardenal Casañas, prácticamente en la esquina con las Ramblas, está la Librería Documenta, fundada en 1975 por Josep Cots y Ramón Planes. En ella, Roberto Bolaño solía pasar largas horas curioseando títulos.

En el barrio de Gràcia, justo al lado de los cines Verdi,  se alza el literario bar Salambó ( calle de Torrijos, 51), fundado por el escritor Pedro Zarraluki. En el número  8 de la calle San Salvador, es posible dar con el lugar de la casa del Capitán Blay, personaje de El embrujo de Shanghai, novela mítica de Juan Marsé y en cuya historia este extraño personaje olvidaba, siempre, su dirección: ("Oye, chaval dime cómo me llamo y donde vivo porque lo he olvidado", decía. Este barrio, sin embargo, tiene también algo de vilamatiano, por la cantidad de historias que el autor de El mal de Montano ambientó en sus calles. De hecho, en su autobiografía online, Vila-Matas cuenta que en 1997, mientras escribía Extraña forma de vida, acabó transformándose “en una especie de Fernando Pessoa del barrio de Gracia de Barcelona”.

El barrio más literario sigue siendo, para algunos, el Raval. Por ahí caminaba el Pepe Carvalho de Vázquez Montalbán, que ya tiene por sí solo una ruta : el  restaurante Casa Leopoldo (San Rafael, 24), la deliciosa coctelería Boadas (Tallers, 1), el bar Nostromo (Ripoll, 16), l Pastís (Santa Mónica, 4), del Amaya (La Rambla, 20) o el Panam's (La Rambla, 27) .

En el Raval está también, según cuenta Juan Pablo Meneses,  la cafetería Central (c/ Ramelleres, 27), un lugar muy frecuentado por Roberto Bolaño, quien  también era asiduo a la cafetería Zurich, de Plaza Cataluña, en el que se le vio sentado más de una vez con Rodrigo Fresán y el crítico Ignacio Echavarría. Pero volvamos al Raval, en cuyos lugares cada vez se alimentan más leyendas literarias –apócrifas o no-. En el número 67 de la calle San Pau, está el bar Marsella, frecuentado por Hemingway  y también templo para los bebedores de absenta.

En el Carmelo, junto al Parque Güell, se mantiene en pie el Bar Delicias, un restaurante de comida casera, establecimiento tradicional donde los haya, al que el Pijoaparte de Las últimas tardes con Teresa (1966), acudía a comprar su paquete de Chester. En ese mismo barrio –universo en el que transcurre casi toda la obra de Juan Marsé- se alza hoy  Biblioteca municipal El Carmel-Juan Marsé (Murtra, 135-145). Está especializada en la obra del Premio Planeta y en novela barcelonesa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba