Cultura

El que podría ser el último concierto en el Central

Un espectáculo que reúne, a partir de hoy y hasta el 12 de octubre, en el café Central, la música compuesta hace siete siglos con la improvisación.

Una imagen del Café Central, en Madrid
Una imagen del Café Central, en Madrid

Este podría ser el último concierto del Café Central, uno de los locales de referencia de jazz en España y Europa, y que podría cerrar sus puertas a partir de 2015 si el ayuntamiento no reconsidera la disposición de la Ley de Arrendamientos que amenaza su continuidad.  Sí, en efecto, un último gran ciclo de música será de los últimos en interpretarse en vivo en esta sala que tantas horas de alegría y buen jazz ha dado a los amantes de la música.

El espectáculo lleva por nombre de Beau Soir, un apasionante proyecto musical nacido a raíz de que la prestigiosa soprano de ópera Isabel Álvarez reuniese al pianista Iñaki Salvador y al saxofonista Andreas Prittwitz para preparar un repertorio homenaje a la historia de la voz en la música de cámara, desde el medievo hasta el siglo XX.

Beau Soir pretende dar respuesta a una inquietante pregunta: ¿es posible interpretar música de siete siglos de la mano del jazz? La respuesta que nos ofrecen Prittwitz, Álvarez y Salvador es rotundamente afirmativa. El bajo ostinato -un patrón melódico que se repite durante toda una pieza y al cual se le superpone una melodía- ya estaba presente en Monteverdi. O en Bach. O en Hidalgo. En la Edad Media, Cicciona se decantaba por el efectismo y la improvisación. También Orff, y Chopin. Satie y Debussy se inspiraron en el Ragtime -esa melodía sincopada con tiempos impares- para algunas de sus obras...

Aprovechando estos lazos históricos de la música culta con la improvisación, Isabel Álvarez, Iñaki Salvador y Andreas Prittwitz han diseñado un álbum que ahora se presenta en el Café Central desde el 6 al 12 de octubre y del que podrán disfrutarse algunas representaciones y ejecuciones desde las 21.00 hasta las 23.00 horas.

Un lugar emblemático

Un 12 de agosto hace ya más de 30 años, un grupo de melómanos abrió las puertas del Café Central, un hermoso local con grandes ventanales, en la Plaza del Ángel, que había sido una de las mejores tiendas de Madrid de cristales, marcos, espejos, vidrieras de comienzos de siglo… Se convirtió así en un punto de referencia del jazz. Más de 10.000 conciertos se han celebrado sobre su tarima.

Grandes intérpretes de la música como Tete Montoliu, George Adams, Don Pullen, Art Farmer, Tal Farlow, Jeanne Lee, Lou Bennett,Mal Waldron, Sam Rivers, Stephen Franckevich, entre muchos otros, han pasado por allí. En febrero de 1991, la prestigiosa revista británica Wired, reseñó el Central como el octavo en la lista de los mejores clubes de jazz europeos. Desde 2002, la prestigiosa revista de jazz americana Down Beat, lo incluyó -fue el único español en aparecer-  en una lista de los 100 mejores sitios para escuchar jazz en el mundo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba