Cultura

¿Vale algo la pena entre los nominados a los MTV Video Music Awards?

A finales de agosto se celebrará, como viene siendo habitual, la gala más importante del mundo de la producción vídeo-musical, la entrega de los premios VMA (Video Music Awards) auspiciados por la macrocadena televisiva norteamericana MTV. 

A pesar del tiempo transcurrido, se celebra la edición número 32, un buen vídeo sigue siendo esencial a la hora de promover una canción, al menos en los estratos más comerciales de la música. Ya se han anunciado los candidatos, así que aprovechemos un repaso a los cinco seleccionados para dos categorías en concreto, la de Mejor Vídeo del Año y el Mejor Vídeo de Rock, para pulsar el estado de las cosas. Ya si caemos en depresión profunda, es otra discusión que bien podemos comenzar aquí mismo. 

Mejor Vídeo del Año

Beyoncé – 7/11

La verdad, parece que los aires de vídeo casero que surcan todo el trabajo de una de las divas del pop comercial han gustado al jurado. O acaso han entendido que si se convirtió en un casi viral de la red, tuvo que ser por algo. Pero vamos, cancioncilla sencilla, vídeo sencillo, y, eso sí, curvas.

Ed Sheeran - Thinking Out Loud

Caramelo, caramelazo, pastel, pastelazo, para una canción que exuda azúcar por los cuatro acordes, y un vídeo danzarín que no le va a la zaga. Sheeran, joven cantautor inglés protegido de Elton John y Jamie Foxx se marca un tema que se tiró 20 semanas en las listas británicas hasta alcanzar el primer puesto. Cómo no.

Taylor Swift con Kendrick Lamar – Bad Blood

Toda una película de pura acción futurística con su plantel de actores y todo, y con la participación especial del rapero Kendrick Lamar para demostrar que poca gente le puede toser hoy en día a la Swift. Y si no, que se lo pregunten a Apple, que ha reculado su primera intención de no pagar derechos a los artistas durante los primeros meses de prueba de su servicio de streaming tras una amenazante carta de Taylor Swift. Que no se anda con chiquitas la niña…

Mark Ronson con Bruno Mars – Uptown Funk

Ambiente de glamourosa acción de banda callejera para un exuberante funk en las manos de este productor y DJ londinense. No en vano, la canción de marras fue su primer número uno tanto en su país como en los Estados Unidos, y contó con la colaboración de su colega americano Bruno Mars, también codirector de la bailarina pieza.

Kendrick Lamar – Alright

Si antes le acreditábamos como compañero de Taylor Swift, ahora lo hacemos como hacedor de nuestro claro favorito personal. Porque el vídeo de Alright es un soberbio cortometraje de la vida en los suburbios, con una fotografía en espectacular blanco y negro y un final impactante. Toda una película de alta calidad.

Mejor Vídeo Rock del Año

Hozier – Take me to the church

Un simple beso en una relación homosexual obliga al vídeo a llevar la etiqueta de aviso parental, cuando lo que de verdad ofrece, y debería ser visto por todo el mundo, es la sinrazón de la violencia homofóbica. Todo para una canción de debut que editó el irlandés Hozier realmente en 2013, pero que poco a poco ha ido convirtiéndose en viral, expresando su frustración con la Iglesia Católica ante su actitud para con la homosexualidad.

Fall Out Boy – Centuries

Viajamos ahora hasta la época romana, que se presupone un buen escenario para la épica que trata de encontrar, y no siempre consigue, la banda americana Fall Out Boy. Y aparecen aquí también referencias religiosas, pues además de esclavos y gladiadores, podemos encontrarnos con ángeles del cielo, la Virgen María y hasta un crucificado negro.

Florence + The Machine – Ship to wreck

Una de las voces más destacadas, y atractiva, del actual panorama indie rock británico, la de Florence Welch, narra de manera descarnada lo que viene a ser el desenlace narrativo que ya habían comenzado en dos vídeos anteriores, What kind of man y St. Jude, apuntalando el éxito de su tercer disco, How Big, How Blue, How Beautiful, publicado hace apenas dos meses.

Walk The Moon – Shut up and dance

Venga, chicos y chicas, no discutamos aquí la conveniencia o no de incluir en el apartado rock a una banda como los de Ohio. Al fin y al cabo, tomaron su nombre pensando en Police y en el colorido vídeo sale una chupa de cuero. Sea como fuere, bailable caramelo con más de una reminiscencia de los 80.

Arctic Monkeys – Why’d you only call me when you’re high?

Ambiente nocturno de pub inglés y alteraciones químicas de la conciencia que producen más de un viaje inesperado y no deseado. Todo debería terminar en los brazos de la amada, pero… Peligros nocturnos para el tercer single del quinto disco de los ingleses, editado en 2013, lo que daría para discutir la supuesta actualidad de estos premios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba