Cultura

One hit wonders: el fracaso después del éxito

La línea que separa el éxito del fracaso es cada vez más fina. Y los one-hit wonders lo saben bien. Hoy empezamos un repaso a aquellos músicos, cantantes y grupos que brillaron gracias a un éxito mundial y que cayeron en el olvido inmediatamente después. Pero no sientan pena por ellos. Piensen que, con suerte, ganaron más con sus royalties de lo que una persona normal puede ganar a lo largo de su vida. ¡Y todo gracias a un único éxito!

Portada del disco Non Stop Erotic Cabaret de Soft Cell.
Portada del disco Non Stop Erotic Cabaret de Soft Cell.

Soft Cell – Tainted Love

Marc Almond y David Ball se conocieron en el instituto en Leeds y decidieron formar un grupo. Gracias a un préstamo de la madre de Ball, grabaron un primer single que contenía dos temas y tocaron en algunos locales, con tanta suerte que les vieron un par de cazatalentos de discográficas. Ficharon por Phonogram Records y publicaron dos single que no tuvieron demasiada repercusión. Aún así, los directivos de la discográfica les dieron una tercera oportunidad y decidieron grabar una versión del clásico Tainted Love. Rápidamente se situaron en el número 1 en 17 países y entraron en el Libro Guinness de los récords por permanecer 43 semanas en el Billboard americano. Ese mismo año sacaron su primer disco, Non-stop Electric Cabaret, y al año siguiente uno de remezclas. Pero la fama, las drogas y las discusiones empezaron a hacer mella en el dúo, que consiguió sacar un tercer disco antes de separarse en 1984. Ambos continuaron su carrera en solitario, aunque con un éxito muy diferente.

Frankie goes to Hollywood – Relax

La versión oficial que explica el nombre del grupo lo atribuye a un artículo sobre Frank Sinatra publicado en The New Yorker -aunque, en realidad, ese artículo nunca existió, se trataba de una ilustración-, aunque hay muchas otras que hablan de otros Frankies, como el cómico inglés Frankie Howerd. Aún así, resulta tan difícil olvidarse del nombre como de su primer single, “Relax”, que se publicó en 1983. La canción fue un éxito inmediato, pero su popularidad se incrementó cuando la BBC decidió prohibir la difusión del single por el contenido sexual de la portada y de la letra. Relax permaneció cinco semanas en el número 1 de la lista inglesa, sin que la BBC pudiera ponerla en ninguna de sus emisoras. De todas formas, Frankie Goes to Hollywood no fue un one hit wonder en toda regla. Después de Relax, publicaron un par de temas más que también fueron número 1, pero nunca llegaron al éxito del primero.

Dead or Alive – You Spin Me Round (Like a Record)

Pete Burns ya había formado un par de grupos antes de crear Dead or Alive. Su personalidad arrolladora y los estilismos que solía utilizar -solía comparársele a menudo con el cantante Boy George- no pasaron desapercibidos para los promotores musicales ingleses. Su primer álbum, titulado Sophisticated Boom Boom, tuvo un éxito modesto en Reino Unido, pero su segundo trabajo, producido por el trío Stock Aitken Waterman, creadores de muchos de los éxitos de los ochenta, alcanzó el número uno. You spin me round (like a record) fue el single que les lanzó a la gloria y del que han vivido durante todo este tiempo. Aún así, el grupo continuó trabajando, aunque con muchos períodos de inactividad -y con mucho baile de componentes también-. Pete Burns se fue sometiendo a decenas de operaciones de cirugía estética y terminó participando en el Celebrity Big Brother inglés en 2006.

Michael Sembello – Maniac

Antes de su éxito masivo, Michael Sembello ya era todo un prodigio. A los 17 años empezó a trabajar como guitarrista para Stevie Wonder y de ahí pasó a tocar y componer para The Temptations, Michael Jackson, Diana Ross, Chaka Khan, Barbra Streisand o Donna Summer. En 1983 decidió sacar su primer álbum en solitario, titulado Bossa Nova Hotel. Entre las canciones del disco se encontraba Maniac, un tema compuesto y cantado por el propio Michael, que acabó formando parte de la banda sonora de la película Flashdance. La canción se convirtió en un éxito y obtuvo una nominación a los Oscar, aunque terminó perdiendo ante el otro tema de la película, Flashdance... What a feeling, cantado por Irene Cara. Tras el éxito, Sembello continuó tocando, componiendo y participando en otras bandas sonoras como Gremlins, Cocoon o Independence Day.

The Weather Girls – It's Raining Men

Lo más curioso de The Weather Girls es que acabaron siendo famosas por una canción que no llegó ni al Top 40 en Estados Unidos, cuando tenían otras que habían conseguido posicionarse en el número 2. Pero claro, un videoclip con hombres, literalmente, cayendo del cielo, siempre es un éxito. Martha Wash y Izora Armstead habían trabajado juntas como coristas para cantantes como Aretha Franklin o Bob Seger, cuando decidieron formar un grupo. Primero se llamaron Two Tons o’ Fun, pero cuando grabaron It's Raining Men decidieron cambiarse el nombre a The Weather Girls. Un par de años más tarde, en 1985, decidieron disolver el grupo. Martha Wash empezó una exitosa carrera en solitario, mientras que Izora Armstead se trasladó a Alemania donde fundó un nuevo The Weather Girls con su hija -Armstead era la propietaria legal del nombre-. Actualmente, y tras la muerte de Armstead, el grupo continúa con su hija, Dynelle Rhodes, y un nuevo miembro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba