Cultura

Rock y Sinfonías: los cruces de caminos entre las dos grandes músicas

Tal vez nunca se podrá obviar ese soterrado enfrentamiento -entre los celos, la admiración mutua y la enemistad-, que afecta a las músicas populares nacidas a lo largo del siglo XX, con el pop y el rock a la cabeza, y las llamadas músicas clásicas. Y sin embargo, en uno y otro lugar, intérpretes de ambas han intercambiado roles y papeles, como bien ejemplifican Plácido Domingo, Luciano Pavarotti o Montserrat Caballé. 

Y estos días, tenemos noticias del otro lado por partida doble. El ya eterno Neil Youngacaba de publicar nuevo disco, Storytone, y viene en una doble versión. Tenemos las diez canciones en formato solitario, el maestro desnudo y emocionante, y las mismas diez canciones interpretadas junto a una orquesta sinfónica de 92 elementos, alcanzando una épica muy distinta a lo anterior.

Por si fuera poco, el compositor Nick Proch ha orquestado sinfónicamente la canción Killing in the name, de los americanos Rage Against The Machine, como parte del proyecto que acaba de presentar para su financiación vía crowdfunding, que consistiría en traspasar al mismo formato orquestal canciones Pearl Jam, Muse o My Chemical Romance.

Pero evidentemente, no son estos ni los primeros casos ni serán los últimos de este tipo de mixturas. Así que vamos a poner cinco ejemplos de grupos de rock traspasando sus melodías al otro lado del cristal:

Deep Purple - Concerto for Group and Orchestra

Auténticos pioneros en el tema en cuestión, llegaron a él de la mano de su teclista John Lord, que siempre reconoció haber tenido una formación clásica hasta que quedó atrapado por los sonidos de Little Richard y Elvis Presley. Así que inspirado por unas sesiones del Dave Brubeck Quartet con la New York Philarmonic Orquestra, preparó un concierto para banda y orquesta que se grabó en el Royal Albert Hall de Londresjunto a la Royal Philarmonic y combinaba canciones de Deep Purple con a pasajes creados para la ocasión. Y todo en 1969.

Emerson, Lake and Palmer - EL&P in Concert

La banda formada por Keith Emerson, Greg Lake y Carl Palmer siempre tuvo tendencias sinfónicas, no vamos a negarlo. Pero para su vuelta en 1977 tras un parón de unos años, se hicieron acompañar de una orquesta de 65 piezas que casi lleva a la quiebra las arcas del grupo durante aquella gira por su elevado coste.  Pero sinceramente, era lo que se esperaba de ellos.

Kiss - Kiss Symphony: Alive IV

Otros que tenían que aparecer en esta lista por narices. Porque si ya sorprendieron al anunciar en 2003 que harían un concierto junto a la Orquesta Sinfónica de Melbourne, más dudas creó el guitarrista y cantante Paul Stanley al decir que sería un concierto de violines y violencia. Al final, una orquesta de 60 miembros y sí, no se sorprendan al leerlo ni al verlo, todos maquilladitos como los propios Kiss. Seamos sinceros. Muy sinfónico no suena, la verdad.

Meat Loaf - Bat out of hell with The Melbourne Symphony Orquestra

Y todo parece indicar que la sinfónica de Melbourne está muy presta a este tipo de colaboraciones, ya que lo de Kiss no fue único. Unos meses después, en 2004, grababa en directo junto a Meat Loaf parte del histórico disco del cantante americano, Bat out of hell, que ya en su original versión rock se intuía de lo más orquestal. Y claro, la voz de ‘Cacho Carne’  suena de cuidado.

Metallica - S&M

Posiblemente sea el rock más duro, épico y grandilocuente en escena el más inclinado a realizar este tipo de experimentos. Así que, aunque todo el mundo se mostrara muy sorprendido, tampoco fue de extrañar el anuncio por parte de Metallica de realizar en 1999 un concierto junto a la orquesta de San Francisco dirigida por Michael Kamen, bajo el nombre de Symphony and Metallica. En el fondo, era la continuación de un proyecto que ya había realizado algo parecido con David Bowie, Eric Clapton o Pink Floyd.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba