Cultura

John Legend, un Globo de Oro para una de las voces de oro de la actualidad

Pocos dudan del carácter anticipatorio que tienen los Globos de Oro respecto a lo que posteriormente acontecerá en la esperada carrera hacia los Oscar de Hollywood. Así que, entregados dichos premios en los últimos días, hagamos parada y fonda en el tema que ha sido galardonado como mejor canción original, ‘Glory’, perteneciente a la película ‘Selma’ y compuesta e interpretada por el rapero Common y una de las voces estrella del actual panorama del rhythm & blues negro norteamericano, John Legend.

Es Selma el nombre de una pequeña localidad del estado de Alabama, el profundo sur de los Estados Unidos, y es Selma el nombre de la película dirigida por Ava DuVernay, que narra las marchas desde esa ciudad a la de Montgomery en favor de los derechos de voto lideradas por Martin Luther King Jr. y otros activistas civiles durante 1965.

Glory combina la voz y capacidades instrumentales de John Legend con las directas miradas propias del mundo del rap, esta vez en las cuerdas vocales de Common, artista de cierto corte clásico y gran influencia dentro de su mundillo y que en más de una ocasión ha contado con el apoyo y producción de Kanye West, una de las grandes estrellas de la música negra norteamericana.

La precocidad del cantor de coro

Y es Kaney West quien también ha ocupado un lugar preponderante en el salto a la fama de John Legend fichándole en su momento para su sello GOOD Music, produciéndole su disco oficial de debut, Get Lifted, a finales de 2004 y ayudando a que el mismo consiguiera el Grammy al mejor disco de R&B en 2006.

A partir de entonces, la carrera de Legend fue meteórica, tanto como cantante, como compositor o pianista, menester en el que es un especialista consumado. Y no sólo su carrera individual, sino que se ha convertido en figura deseada por decenas de artistas que pugnan por sorber un poco de la elegancia, profundidad y delicadeza que le caracterizan. Nombres como Lauryn Hill (suyo es el piano en su exitosa Everything is Everything), Jay-Z, Alicia Keys o el propio West han contado con su participación en más de una obra.

Pero la carrera, o al menos las intenciones artísticas de Legend, comenzaron bien pronto. Con cuatro años cantaba en el coro de la iglesia, a los siete comenzó a tocar el piano, y durante sus estudios universitarios montó un grupo a capela entre el jazz y el pop.

Fue iniciado su trabajo como consultor de empresas cuando comenzó a enviar sus primeras grabaciones a diferentes compañías discográficas, momento en que llegó el contacto con Kaney West. Lo demás vino rodado, como ocurre en quien tiene los mimbres de la grandeza en aptitud y actitud. Incluido el cambio de nombre, adoptando, no sin cierta renuencia por su parte, el apelativo artístico de Legend, interpuesto por el artista y poeta J. Ivy, que decía que así sonaban sus canciones. Como las leyendas. Casi nada.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba