Cultura

Sombras del after-punk español, o cuando Gabinete Caligari eran siniestros

After-punk era el término que se usaba en los años 80 para designar una corriente musical que tenía su base en los oscuros sonidos nacidos tras la explosión inglesa del 77 y que combinaba estética y lírica llena de rabia y angustia existencial. También aquellos grupos recibían el apelativo de Siniestros. Términos que hoy en día han sido sustituidos por otros como post-punk o góticos.

Ahora, el insobornable sello Munster Records, que está realizando una hercúlea labor para dar visibilidad a buena parte de la historia del pop y el rock español, ha lanzado el disco recopilatorio Sombras. Spanish Post-Punk and Dark-Pop 1981-1986. El disco, editado en doble cd o cuádruple vinilo acompañando a un interesante libreto, supone un recorrido por los principales grupos nacionales que podrían adscribirse a esa corriente.

Evidentemente, alguno echará en falta ciertos nombres, pero sin duda los incluidos representan perfectamente aquellos sonidos que de alguna manera sustituyeron la explosión de pop y color que se había dado en los primeros años de lo que se llamó Nueva Ola o Movida. Y para los menos iniciados, cabe destacar que algunos nombres muy conocidos tuvieron parte de su trayectoria por estos caminos oscuros.

Cinco ejemplos de oscuridad musical

Así, junto a nombres menos conocidos popularmente, como Los Monaguillosh, Agrimensor K (de ellos nació La Dama Se Esconde), Ultratruita, Beirut La Noche, Los Iniciados o V2 Berlín, hasta completar los 42 aparecidos en el recopilatorio, vamos a recordar a algunas bandas que conocerán quienes estén menos puestos en estas corrientes.

Alaska y Los Pegamoides | La posteriormente mediática celebridad tuvo los inicios de Los Pegamoides anclados en el pop más lúdico. Pero tras las idas y venidas de Carlos Berlanga y la importancia compositiva que adquirió Eduardo Benavente, el componente siniestro del grupo se acentuó.


Parálisis Permanente | Durante un tiempo, Eduardo Benavente compaginó su grupo con su pertenencia a Los Pegamoides, hasta que decidió centrarse en una banda que suponía un perfecto canal de expresión para su angustia. Realizaron sin duda los mejores discos del género, hasta que un fatídico accidente de coche truncó la vida de Eduardo a los 21 años.


Gabinete Caligari | Antes de que explotaran el lado más cañí español con todo aquello que se dio en llamar rock torero, Gabinete Caligari, que habían tomado su nombre de la película expresionista alemana dirigida por Robert Wiene, eran un trío de sonidos angostos y oscuros. Canciones como Golpes y Olor a carne quemada fueron auténticos clásicos de esta primera época


Los Coyotes | Otro grupo que con el tiempo derivaría hacia sonoridades de carácter más latino, aunque sin olvidar nunca su amor por el rock’n’roll primitivo. Es en su primera época cuando realizaban un psycho-rock lleno de rockabilly gótico y siniestro


Décima Víctima | Posiblemente, el grupo más arquetípico de todo este movimiento, destacando el poder evocador, nostálgico y triste de sus excelentes canciones. En él ejercía de voz Víctor Entrena, que antes lo había hecho en Ejecutivos Agresivos, banda de pop divertido y saltarín de cuyo seno curiosamente nacieron varios de los representados en esta serie, como Gabinete Caligari o Derribos Arias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba