Cultura

Paul McCartney y su especial tratamiento rejuvenecedor: Kanye West, Rihanna, Lady Gaga…

Existen venerables músicos que aprovechan el crepúsculo de su carrera para hacer caja sin complicaciones, tocar frente a auditorios entregados de antemano o reverdecer laureles con sus coetáneos recordando épocas pasadas. También los hay que, asumiendo que son pedestal venerado por jóvenes de su misma cuerda, se dedican a rodearse de grupos más o menos noveles que tienen sus canciones como fundacionales… y luego está Paul McCartney. 

A finales del año pasado Kanye West lanzó la canción Only One, compuesta junto a Paul McCartney (Twitter).
A finales del año pasado Kanye West lanzó la canción Only One, compuesta junto a Paul McCartney (Twitter).

Sabido es que a lo largo de su carrera ha dado más de un tumbo. Y también es sabido que quien tuvo retuvo, y a alguien de su importancia siempre habrá de debérsele el respeto merecido. Pero estas últimas semanas pareciera que ha decidido lanzarse al ruedo de la vida y la música loca, como si fuera un adolescente.

Primero fue Kanye West. A finales del año pasado, lanzó la canción Only One, compuesta junto al ex Beatle tras un proceso de colaboración que les llevó a juntarse y ensayar en un apartamento de Los Ángeles. West, marido de la omnipresente Kim Kardashian y uno de los reyes midas del pop norteamericano actual (además de rapero, productor, compositor e incluso joven empresario de éxito en cualquier faceta que toca), se aliaba con McCartney dedicando la canción especialmente a su hija y sorprendiendo a buena parte de sus seguidores más jóvenes, que apenas conocían al de Liverpool.

A finales de enero, la cantante Rihanna, uno de esos nombres que copan cualquier lista que alardee de pop insulso y comercial, o simplemente, cualquier lista de los discos más vendidos del momento, sacaba a la luz su canción FourFiveSeconds, con la colaboración vocal de Kanye West. Ah, y un Paul McCartney aportando coros y teclados.

Si ya su aventura con West había descolocado a más de uno, su acercamiento a Rihanna, presumiblemente de la mano de West, hizo a muchos suspirar por las colaboraciones que hiciera hace un par de años como ocasional cantante en una reunión especial de Nirvana de la mano de Dave Grohl.

Y bien, no parece que McCartney esté dispuesto a parar aquí. Estos últimos días ha sido la mismísima Lady Gaga la que ha dado nueva cuerda a la reciente historia del rejuvenecimiento de la vieja gloria. Subió a su cuenta de Instagram una foto con un comentario que reconocía haber tenido una “hermosa sesión de grabación con Sir Paul McCartney y amigos”. Aún nada se ha podido escuchar, y no son pocos los que se han puesto a temblar ante la posible sudoración fría que provoque el resultado.

Y la pregunta del millón es si el tratamiento al que está sometiéndose el inglés tendrá como destino algún disco especial o sólo es el gusanillo de juventudes pasadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba