Cultura

Linda Ronstadt: un retiro definitivo por culpa del Parkinson

El inexorable paso del tiempo causa estragos en todo ser humano, ya sea un simple oficinista sin mucha más vida que la familiar o una estrella del mundo del rock que ha recorrido medio planeta, vendido millones de discos y ganado todos los premios. Linda Ronstadt no es una excepción, se despide del mundo de la música definitivamente, tras anunciar en una entrevista que padece Parkinson.

Linda Ronstadt.
Linda Ronstadt.

Linda Ronstadt, una de las más grandes voces de la historia del rock y el pop americano, principalmente durante los años 70, acaba de reconocer en una entrevista que padece la enfermedad de Parkinson y que su retirada del mundo de la música es por tanto definitiva. Apartada ya en parte desde 2011, el diagnóstico ha llegado ahora, ocho años después de que comenzaran los síntomas, que ella achacó a una cirugía menor. Actualmente, con 67 años, se ayuda de bastón y silla de ruedas y acepta su imposibilidad absoluta para volver a cantar.

Una triste noticia para una mujer que en su momento fue considerada la primera diva del rock de estadios, aquél que se interpreta en grandes recintos, en los Estados Unidos. Linda Ronstadt ha grabado casi 50 discos entre oficiales y recopilaciones varias, en los que ha frecuentado prácticamente todos los géneros de la música popular americana, del folk al mariachi, del rock al pop, del country a los clásicos estándares.

La versatilidad de una diva en un mundo de hombres

Desde sus comienzos a mediados de los años 60 como miembro de The Stone Poneys, siempre tuvo el buen ojo de saber elegir canciones de compositores más que respetables, como su primer éxito, “Different Drum”, creación del miembro de los Monkees Michael Nesmith. Pero por su voz han pasado obras de Jackson Browne, James Taylor, Warren Zevon, Neil Young, Hank Williams, Bob Dylan, Randy Newman y un casi infinito etcétera.

Sus primeros discos en solitario poseían un marcado carácter country, con esos toques de fusión con el rock que posteriormente encumbraría a gente como The Eagles, que fueron su banda de acompañamiento para su tercer y homónimo trabajo.

Tras la dura pelea por mantener su integridad en un mundo prácticamente dominado por hombres, tal y como ella ha contado en numerosas ocasiones, desde 1974 con la publicación de “Heart like a Wheel” hasta 1978 con “Living in the USA”, pasando por uno de sus discos más conocidos, “Simple Dreams” (1977), apenas tuvo contestación como reina del rock, codeándose con las más grandes estrellas de la época.

Pero su versatilidad queda demostrada en las canciones compuestas y cantadas junto a Elvis Costello y su acercamiento a la new wave a principios de los 80, sus discos de mariachis de los 90 (es descendiente de mexicanos) o su revisión del cancionero melódico americano.

Un adiós prematuro a una gran voz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba