Así que, como juego de esta época aún estival, nos hemos puesto a hacer una media ponderada de diferentes listas, las más importantes (RIAA, Billboard, varias Wikipedias, revistas musicales, páginas especializadas en listas) para establecer la propia propuesta de Marabilias.

Solamente un nombre y un puesto es común a todas las fuentes: Michael Jackson y su 'Thriller' es el disco más vendido de la historia, con cifras que sobrepasan los 70 millones de copias. A partir de ahí, la horquilla fluctúa entre los 35 y 50 millones, pero en cualquier caso son cifras representativas de una época donde la venta de discos era aún un negocio millonario (hoy es imposible que ningún disco moderno alcance cifras similares).

Y una segunda consideración: ¿dónde están los Beatles? Si la lista se ampliara a los primeros 20 puestos, ahí tendríamos discos como 'Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band', 'Abbey Road' o la recopilación 'One', pero duele verles sobrepasados por algunos nombres.

En cualquier caso, nos guste o no, estos son los elegidos:

1. Michael Jackson – Thriller

La única verdad absoluta, el disco más vendido de todos los tiempos, la obra que le encumbró más allá de la fama posible en un humano, y donde se asentó su degeneración personal futura. Este mes de agosto Jacko hubiera cumplido 55 años, pero eso es otra historia.

2. Pink Floyd – Dark side of the moon

La piedra filosofal del universo  rosa, el disco que les abrió las puertas más alejadas de la psicodelia ofreciéndoles la entrada al rock de masas. Tal vez no su mejor disco, pero sí el más recordado.

3. AC/DC – Back in Black

La vuelta de los australianos tras la marcha al infierno de su cantante Bon Scott supuso no sólo un homenaje a aquél, sino a toda una manera de entender el rock desde el lado proletario de la vida que ya habían abandonado.

4. Eagles – Their Greatest Hits

Aunque pueda resultar sorprendente, ya que aún no habían grabado el Hotel California, esta recopilación de lo mejor de sus cuatro primeros álbumes es el disco más vendido de los padres del country-rock de masas.

5. Whitney Houston – El Guardespaldas (Banda Sonora)

Antes de su bajada a los infiernos, la voz de Whitney Houston encandiló a medio mundo con la banda sonora de una película que posiblemente hemos escuchado y visto demasiadas veces.

6. Led Zeppelin – IV

Todo lo que tocaban los ingleses pasaba a convertirse en algo gigante, como lo es este tratado de rock duro, blues, folk y, en definitiva, puro rock and roll, con alguna de sus canciones más eternas.

7. Meat Loaf – Bat out of hell

Una de esas sorpresas que reconozco uno no esperaba ver en esta lista. Pero el rock grandilocuente de Meat Loaf, un cantante extremo vocal y físicamente, pegó lo suyo. Al fin y al cabo, ¿qué rockero no ha bailado alguna vez el ‘Paradise by the dashboard light’ en un garito lleno de sudor?

8. Bee Gees – Saturday Night Fever (Banda Sonora)

Los hermanos Gibb provenían del mundo folk-pop, pero su entrada por todo lo alto en la música disco, y el mazazo cultural que supuso la banda sonora de la película protagonizada por Travolta, les llevaron a su época más dorada en ventas.

9. Shania Twain – Come on over

Un caso que demuestra el poder del mercado americano. Cantante supuestamente country que atiborra su música de bailables tonadas pop fáciles y comerciales y que logra saltar las fronteras de su país con su tercer disco.

10. Fleetwood Mac – Rumours

Uno de los discos que se convirtieron en leyenda durante los años 70, alejados ya Fleetwood Mac de sus inicios más blueseros, pero entregados a un pop-rock que dejó canciones casi convertida en estándares, como ‘Don’t stop’ o ‘Go your own way’.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba