Cultura

De las minas de La Unión a las entrañas de Tokio

El flamenco, tan español y a la vez tan universal, no entiende de fronteras. Cuando las hubo, genios de la talla de Camarón y Paco de Lucía las hicieron trizas. Bregaron tanto o más por romperlas en casa, ante las embestidas del inmovilismo más rancio de estas tierras, que por hacerlo fuera, donde todo ha sido y sigue siendo más fácil.

Japoneses durante un festival flamenco (Flickr | Yoshikazu TAKADA - imagen con licencia CC BY 2.0)
Japoneses durante un festival flamenco (Flickr | Yoshikazu TAKADA - imagen con licencia CC BY 2.0)

Un arte tan supremo, tan de aquí, pero tan imbricado en sus raíces indias, en sus parentescos zíngaros, en sus conexiones americanas (esos maravillosos cantes de ida y vuelta), en sus aromas magrebíes… Todo es mezcla y todo fluye, y el viaje de ida y vuelta ahora da su salto más atrevido, pero a la vez más esperado.

La afición que en Japón hay por el flamenco y el hermanamiento que este arte ha labrado desde hace años entre España y el país del sol naciente ha permitido el salto: de La Unión (Murcia) a Tokio, el festival del Cante de las Minas ya tiene su sede más internacional.

Tokio acogerá en agosto el festival del Cante de las Minas para artistas japoneses. Es la primera vez que el gran referente del flamenco, el festival que desde hace décadas ha surtido a este arte de sus nuevos referentes, se celebra fuera de España.

¿Qué mejor sitio que Japón? La afición allí es impresionante: hay más de tres mil academias dedicadas a la enseñanza del cante, del baile y de la guitarra. En ellas, unos 80.000 estudiantes japoneses buscan su propio quejío, su 'jondura', su conexión con ese vecino tan lejano que ahora les lleva allí su propio festival.

El flamenco une culturas muy diferentes

El embajador de Japón, Satoru Satoh, destacó ayer en el madrileño tablao del Corral de la Morería que este 2014 se celebra el año dual España Japón y que "los 400 años de relaciones de amistad sumarán otros 100 años más" y que uno de los vehículos para que ello ocurra es el flamenco. "La unión de dos pueblos amantes del flamenco", dijo ayer Satoh al presentar el festival, que tendrá lugar los días 22, 23 y 24 de agosto, justo después de que cierre sus puertas el de La Unión, que este año arranca el jueves 7 de ese mismo mes (el concierto inaugural lo dará el gran Miguel Poveda el viernes 8).

Las Minas Flamenco Tour es el buque insignia del festival marciano a nivel internacional. Recala en Tokio para poner en marcha el primer concurso, pero no se quedará ahí. Viajará a la India, China, Bélgica, Portugal, Alemania, Italia, México, Perú…

El certamen flamenco se ha convertido en imagen oficial de Marca España, entidad dependiente del ministerio de exteriores que este miércoles estuvo representada en el Corral por Ignacio García Valdecasas, director general institucional, que destacó a este arte como "extraordinario vehículo de difusión de la cultura española por el mundo".

El alcalde de La Unión y presidente de la fundación Cante de las Minas, Francisco Bernabé, destacó que el certamen de Tokio cumple el objetivo de llevar el festival al país que más aprecia este arte después de España.

Los japoneses ganadores en las tres categorías (cante, baile y guitarra) podrán competir en La Unión en 2015 junto a los cantaores españoles que acudan al festival unionense.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba