Cultura

Celia de Coca: el dulce mirar tras la puerta

Hay muchas maneras de ver un pueblo. Por desgracia, sus casas son el mundo privado al que es difícil tener acceso. La Granja de San Ildefonso, maravilloso pueblo segoviano, es un lugar bastante conocido por muchos gracias a sus preciosos jardines y a su Palacio Real; pero por desgracia, sus casas son una parte de su patrimonio que se ha conservado oculto, cerrado a cal y canto tras centenarios muros… hasta ahora.

Celia de Coca y su cámara nos enseñan la otra visión del “pueblo que me adopta” a través de un interesante libro. Puertas Adentro. Los interiores del Real Sitio de San Ildefonso, prologado por Ouka Leele, invita a realizar un recorrido fotográfico, adentrándose furtivamente entre los visillos o a través del ojo de la cerradura de nuestras emociones.

Esculturas, jardines y palacios se complementan con las casas particulares que en su día fueron antiguas fábricas de cristal, hornos, caballerizas reales, casas de representantes y diplomáticos de la corte de los primeros Borbones en España.

En las imágenes destacan los antiguos teatros, las tristes cárceles y los austeros cuarteles que tras años de abandono y múltiples incendios han sido cuidadosamente rehabilitados y pertenecen hoy a personalidades relacionadas con el mundo de la cultura y el arte como arquitectos, escultores, pintores, galeristas, etcétera.

En los últimos tiempos, La Granja de San Ildefonso ha recuperado parte de su vitalidad y ambiente sofisticado.

El pueblo ha recuperado parte de su vitalidad y ambiente sofisticado. Las imágenes van acompañadas de textos que revelan curiosidades y anécdotas, que se pueden convertir en un reclamo turístico diferente. Ese viaje por lugares insospechados desde fuera saca a la luz lo que nunca antes se ha visto.

Sus páginas muestran una forma de desnudar este pueblo ante nuestra curiosa mirada para respirar los siglos de herencia que han quedado anclados en sus interiores, iniciando así un viaje hasta el diseño actual de sus casas modernas. En las fotografías se realzan el atractivo y la dimensión de espacios insospechados, desconocidos e inaccesibles al público.

Parte de la producción de esta joven artista se ha convertido en una exposición que se puede ver en la sala de exposiciones del restaurante Ramses. Entre sus obras expuestas seguiremos encontrando los trampantojos, tan típicos de La Granja, reinterpretados en diferentes contextos despertando nuevamente la necesidad de mirar Puertas Adentro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba