Cultura

Estatuas de fútbol: ídolos de piedra y metal

A un nivel muy básico, al futbolista no suele gustarle demasiado que le erijan un monumento conmemorativo. Básicamente, por dos razones: porque significa que su carrera deportiva ha concluido, o bien porque ya no pertenece al selecto club de los mortales. Por eso, resulta de lo más frecuente que el jugador asocie una escultura en su memoria a una especie de mausoleo artístico. Pese a todo, los países que siguen considerando el fútbol como “lo más importante entre las cosas menos importantes” (Jorge Valdano, dixit) se encuentran plagados de tallas futbolísticas a imagen y semejanza de las esculturas ecuestres que pueblan muchas rotondas. Hay mucha información contenida en el hecho de que proliferen más las estatuas de futbolistas que de caciques salvapatrias. ¿El sobredimensionado poder del fútbol o el descreimiento de la población hacia los líderes? En fin, para muchos escultores, el recuerdo que tendrá de un mito del balompié o de su afición significará meses de duro trabajo en el taller. Quizás, con eso valga…

Monumento a la afición valencianista

Su autor es Nassio Bayarri y realmente, en un primer golpe de vista, no se llega a saber si este monumento de acero y hierro honra a la hinchada che o a las víctimas del holocausto nazi. Se ubica delante del estadio valencionista y la escultura intenta representar, sobre una peana, un puñado de individuos que se identifica con la hinchada de Mestalla. Se levantó hace 20 años. Localización: Calle Micer Mascó, cruce con la Avenida de Suecia

Monumento a la hinchada bética

En septiembre de 2007 fue cuando el Betis de Lopera homenajeó a su entusiasta afición inaugurando una escultura delante del Benito Villamarín. La obra de Antonio Navarro Arteaga pesa más de ocho mil kilos y mide alrededor de seis metros de altura. De estilo indefinible, intenta agrupar a todas las generaciones de béticos y béticas que han hecho del club sevillano uno de los más populares de España. El monumento se inspiró en la única liga que tiene el Betis, la ganada en 1935. Localización: Esquina de la Palmera con Padre García Tejero

Monumento a la afición del Granada

La hinchada nazarí siempre fue una de las más sufridoras del panorama futbolístico español y con el fin de reconocer su abnegación se levantó este monumento de bronce, chapa de bastón y acero corten. La estatua simboliza a dos futbolistas saltando y pugnando de cabeza por un balón dividido en una acción que destaca sobre todo por su plasticidad. El escultor es el granadino Miguel Ruiz Jiménez y su inauguración se realizó coincidiendo con el 81 aniversario del club granadino.Localización: Rotonda frente al estadio Los Cármenes

Monumento a la afición del Sunderland

Gran Bretaña es el lugar donde se honra al fútbol de la misma forma que Seattle homenajea al grounge, con un religioso y respetuoso fervor. Como no podía ser de otra forma, a la afición del Sunderland se le rinde pleitesía en los aledaños de su coqueto estadio de La Luz. Una talla que representa a una familia aficionada al fútbol (padre, madre e hijos) cuyos vástagos sostienen un balón, como si portaran una bola del mundo. Se trata de todo un recuerdo para aquellas personas que representan la verdadera masa social de una entidad deportiva. Localización: Frente al Estadio de La Luz del Sunderland.

Estatua de Alfredo Di Stéfano

El genio argentino fue de los pocos futbolistas que tuvo un reconocimiento en vida. A falta de que le dedicaran una calle en la capital o de que se acordaran de sus hazañas en los premios Príncipe de Asturias al Deporte, su club de toda la vida, el Real Madrid, le engrandeció de por vida erigiendo un monumento en el campo que lleva su nombre (donde juega el Castilla) basado en su mejor fotografía. Una estatua de bronce, de más de dos metros elaborada por Pedro Montes. Localización: Estadio Alfredo di Stéfano, Valdebebas.

Estatuas de Charlton, Best y Law

En 2008 uno de los equipos más mediáticos del mundo ennobleció a la santa trinidad del Manchester United: Sir Bobby Charlton, George Best y Dennis Law, levantando una emotiva efigie donde aparecen los tres juntos sobre un pedestal frente a una de las zonas más transitadas del Teatro de los Sueños (Old Trafford). La emblemática estatua es obra del insigne escultor Philip Jackson. Estos tres futbolistas anotaron 665 goles para los Diablos Rojos. Localización: Parte frontal del estadio Old Trafford (Manchester United)

Estatua de Diego Armando Maradona

La figura de Maradona se equipara para un argentino del mismo modo que la de Rocío Jurado para aquellos simpatizantes de la copla: ambos fueron los más grandes. Por eso ambos tienen efigie. En Argentina, el Pelusa es como Gardel, cada año juega mejor así que el hecho de que se levante una talla de tres metros y 300 kilos de su figura no extraña a nadie. La obra es del escultor Fernando Pugliese y se ve a un joven Diego Armando levantando la Copa del Mundo. Lo flanquean Messi y Batistuta, heredero y máximo goleador de la historia de la selección albiceleste. Localización: Plaza Intendente Torcuato de Alvear (Av. Alvear y Haedo), en el barrio de Recoleta (Buenos Aires)

Estatua de Antonio Puerta

Antonio Puerta falleció de un ataque al corazón en septiembre de 2007 y desde ese día entró en el olimpo de los dioses del club nervionense. Fue un canterano de exquisita calidad que contribuyó con su clase a la construcción del mejor Sevilla de la historia. Su estatua de bronce, diseñada por Constantino Gañán y que se encuentra en la Ciudad deportiva sevillista, orientada hacia el este, en dirección a la salida del sol, como una muestra simbólica de la mirada hacia el futuro que representa la cantera del Sevilla. Localización: Ciudad deportiva del Sevilla.

Estatua de Jairzinho

En muchas ocasiones, la mejor estrategia de marketing consiste en apelar a la nostalgia y sentimiento. Eso provoca en el aficionado una vinculación sentimental casi irrompible. Justo lo que consiguió el Botafogo con la estatua de uno de sus futbolistas más universales: el gran Jairzinho. La estatua de Jairzinho, de 2,5 metros de altura y montada sobre un pedestal de 2 metros, es obra del escultor Edgard Duvivier, el mismo autor de la de Garrincha y de otra similar del ex futbolista Nilton Santos, que asimismo reposa en el estadio Engenhao. Localización: Estadio del Botafogo.

Estatua de Eusebio

La estatua de la pantera de Mozambique, el mejor jugador de la historia del Benfica, ejerce de sempiterno guardián del estadio Da Luz de Lisboa. La talla de bronce, que da la bienvenida a los aficionados, es la más inmortalizada de todo Portugal. Obra del artista norteamericano Duker Bower y donada por Vítor Baptista, gran seguidor del equipo de las águilas, fue inaugurada el 25 de enero de 1992, con motivo de su quincuagésimo aniversario. Localización: Estadio del Botafogo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba