Cultura

Sexo, rock and roll y… ¿drogas?

El rock’n’roll, desde sus inicios contestatarios contra lo establecido, o como vía de escape para una juventud con la intención de marcar su propio camino, ha flirteado con todo aquello que escapara de las normas. Una simple ecuación como la de ‘sexo, drogas y rock and roll’, por más que se haya convertido en un estereotipo, no deja de tener su parte de verdad.

Es ese intento de evadirse echando mano de todo cuanto se tiene cerca, o al menos, se puede conseguir. Evidentemente, en el uso de las drogas, muchos han buscado caminos alternativos, que ayudaran en el proceso creativo. Su encuentro o no, dependerá de cada uno. Pero es cierto que las drogas -especialmente la heroína- han sido en parte causantes del final de muchas carreras, en épocas en que el desconocimiento de los terribles efectos de la misma era palpable.

Y cómo no, son muchos los autores que lo han cantado. Y lo curioso es que, repasando estos 10 simples ejemplos de canciones que tienen relación con la heroína, casi todas son parte indisociable de la historia del rock. Por supuesto que hay más -no podemos olvidar el King Heroin de James Brown-, pero estas diez bien sirven como muestra.

The Velvet Underground – Heroin

Posiblemente el ejemplo más paradigmático del tema, y junto a I’m waiting for the man, la perspectiva más directa creada por Lou Reed sobre un tema que le tocaba en primera persona. Incluida en el debut de la banda, toma un punto de vista absolutamente neutral, como es habitual en Reed, sin ninguna valoración moral, lo que llevó a mucha gente a creer que era una apología del uso de la heroína. Sin embargo, ni la condena ni la promueve, simplemente, la describe.

The Rolling Stones – Brown Sugar

Sin duda, la canción que abre el disco Sticky Fingers de los Stones es el otro ejemplo más conocido junto a la anterior. Usando el nombre metafórico para la heroína, Jagger ha reconocido que era una canción que iba sobre la combinación de drogas y chicas, para afirmar posteriormente, que si no llega a ser en aquella época concreta, 1971, nunca la hubiera escrito igual, autocensurándose por su crudeza, a pesar del imparable ritmo de la misma.

John Lennon – Cold Turkey

Cold Turkey, la expresión inglesa para denominar el síndrome de abstinencia, está considerada la primera canción firmada por John Lennon en solitario, una vez que Paul McCartney la rechazó para los Beatles. Aunque la historia ha quedado como la descripción del mono que vivieron Lennon y Yoko Ono cuando abandonaron su adicción a la heroína, existe otra interpretación posible, la que hablaría de una simple gastroenteritis que sufrieron por comer pavo en mal estado, aunque el propio Lennon prefería que se identificara con la primera acepción.

Neil Young - Needleand the damage done

Esta maravilla incluida en su disco Harvest era una reflexión sobre el descenso a los infiernos de la heroína de gente que rodeaba por aquella época a Neil Young, especialmente el miembro de Crazy Horse, la banda que habitualmente le acompañaba, Danny Whitten. Whitten fallecería unos meses después de publicarse Harvest.

The Stranglers - Golden Brown

Aunque The Stranglers provenían directamente de la escena punk inglesa de finales de los 70, su sexto disco La Folie incluía canciones como este Golden Brown y su pausado discurrir pop a ritmo de clavecín. Aunque los propios miembros de la banda siempre han jugado con el posible significado de la misma, su líder Hugh Cornwell admitió que hablaba tanto de la heroína como de una chica. Una vez más…

U2 – Bad

Dentro del álbum The Unforgettable Fire, el cuarto disco de los irlandeses, Bad es una canción sobre la adicción a la heroína, la irremediable repetición de la historia y las condiciones en las que una y otra vez cae el ser humano. Manteniendo su significado, en diferentes ocasiones Bono se la ha atribuido en concreto a personas distintas, todas ellas adictas.

Guns N’ Roses – Mr. Brownstone

Curiosamente, Mr. Brownstone fue el primer single del disco debut de los Angelinos únicamente en el Reino Unido. Pero recibió la misma aprobación que el resto de aquel disco, contando la historia de los problemas de varios heroinómanos -brownstone significa heroína en slang-, que perfectamente podían ser los propios Slash e Izzy Stradlin, a quienes se atribuye la canción.

The Black Crowes – She talks to angels

Otra canción para un disco de debut, en este caso el fantástico Shake your money maker de la banda de los hermanosRobinson, y otra maravilla metafórica que canta entre la tristeza y la pérdida a una chica con la que por aquel entonces mantenía relación Chris Robinson, ‘que nunca mencionaba la palabra adicción’.

Blur – Beetlebum

Single principal que se encarga de la apertura del quinto y homónimo disco de los británicos, Beetlebum cuenta la historia de la mujer en aquella época relacionada con Damon Albarn, líder de Blur, que todo parece indicar -incluida la descripción del propio Albarn- que era Justine Frischmann, miembro de la banda londinense Elastica. La propia Frischmann ha admitido haber flirteado con las drogas en momentos complicados de su relación.

Everclear - Heroin girl

Enésima historia sobre chico conoce y sale con chica adicta a la heroína, hasta que ella muere de una sobredosis. Parece que basada en una historia real del cantante y principal compositor de la banda de Portland, Art Alexakis.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba