Cultura

‘Auto’, cuando los músicos toman las riendas de su carrera

Los convulsos tiempos que vive la industria musical parecen no tener fin. A la fácil sensación del todo gratis que ha traído Internet se une una crisis económica que se ceba aún más en los productos culturales. Y no debería olvidarse la propia incapacidad demostrada por la industria discográfica tradicional para adaptarse a los nuevos ritmos.

Todo ello ha contribuido al nacimiento de un nuevo ecosistema editorial que es el que trata de reflejar el documental Auto, que durante este mes de Junio se puede ver en el Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Dirigido por Luis Alfaro, se ha presentado a diversos festivales, como el de Cine Documental Musical de Donostia y el Internacional de Cine de Albacete, donde consiguió el premio Plató Digital. Auto pretende reflejar ese salto cualitativo que supone el que un músico, ya sea con una carrera consolidada o aún en sus primeros pasos, decida tomar el control total de su obra, desde la grabación a la edición y distribución, en un proceso de autogestión que es el único que cubre sus necesidades.

Y un cambio tan radical en una manera de actuación consolidada durante muchos años no trae consigo obligatoriamente la pérdida de poder comercial. Amaral, el dúo zaragozano formado por Eva Amaral y Juan Aguirre, publicaron su último disco, Hacia lo salvaje, en su propia compañía, Antártida, entrando sin problemas en las listas de los discos más vendidos del país.

Jero Romero, antiguo miembro de los toledanos The Sunday Drivers, decide iniciar su carrera en solitario financiando la grabación de Cabeza de león a través de crowdfunding, aportaciones económicas de sus seguidores a cambio de una serie de recompensas, constituyendo esta experiencia como el primer gran éxito a nivel nacional de esta nueva manera de obtención de fondos. Vetusta Morla consiguen convertirse en uno de los grupos con más éxito del panorama indie-pop manteniendo el control total de toda su obra y actividad musical.

Incluso artistas menos convencionales, como Nacho Vegas, deciden abandonar las discográficas clásicas para crear junto a otros músicos su propio sello, Marxophone, y grupos como los madrileños Amigos Imaginarios o el albaceteño Fernando Alfaro no dudan a la hora de lanzarse a la autoedición.

Unos lo harán por necesidad, la mayoría por convencimiento y todos obligados por las especiales circunstancias que les ha tocado vivir. En el documental Auto todos los mencionados, así como las discográficas y medios de comunicación, aportan su visión sobre un momento en la historia, que como tantas otras veces, parece único.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba