Cultura

Calatrava diseña una biblioteca 'sin libros'

Más de 135.000 libros en formato digital ocuparán una superficie de más de mil metros cuadrados.

Acaso por aquello de que Calatrava te la clava resulta pegajoso al oído, es una de las primeras frases que habrán cruzado su mente al leer el titular de este artículo. Pero no. No se trata del enunciado de alguna demanda; de momento no. En la Universidad Politécnica de Florida sus estudiantes disfrutarán de una biblioteca de más de mil metros cuadrados en la que podrán encontrar más de 135.000 libros en formato digital. Sí, eso. Ebooks.

Algo de chapuza hay detrás de todo esto, o le da a uno por pensar tal cosa. Lo que sí es cierto es que probablemente se trate de la sala de impresión más grande que alguien haya proyectado jamás. Tal y como declaró a The Guardian la directora de la biblioteca, Kathryn Miller, en los espacios de este centro  los alumnos podrán “imprimir libros a través del programa de préstamo del sistema”. Lo curioso, sin embargo, es cómo Miller apaña, todavía más, el asunto. Después de instigar a la deforestación completa del Amazonas, la responsable  remata animando a los estudiantes a que “lean y trabajen en formato digital”.

Según ha informado la propia universidad, la biblioteca dispone de un presupuesto de 60.000 dólares (unos 45.000 euros) para que los alumnos puedan leer libros que no han sido aún adquiridos por la universidad. Una  vez que un libro haya sido consultado dos veces en el sistema, se ejecuta la compra de forma automática.

En lo que a arquitectura se refiere, hay que apuntar la inmensa cúpula diseñada por Santiago Calatrava. Esperamos, claro, que no ocurra con ella lo que con la de la ópera de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia: el escenario se hundió dos meses después de la primera temporada y el auditorio tiene goteras.

Y aunque podría, no se ha apuntado Calatrava un tanto en lo que a originalidad respecta. Antes de esta, ya existían varias bibliotecas de este tipo. Una en el condado de Bexar, en Texas, la otra en una escuela de Minnesota y dos más adscritas a la Nasa.

El arquitecto con más críticas que fans

Le conocen a Calatrava en Estados Unidos; y muy bien además. El periódico estadounidense The New York Times le dedicó hace poco un artículo  en el que le describía como un "arquitecto estrella que deja a algunos clientes enfurecidos" y repasa los conflictos que se han originado alrededor de varios de sus proyectos en todo el mundo. En el texto, publicado el martes en la sección de Arte y Diseño, se asegura que el arquitecto "recoge tantas críticas como fans" y, en ocasiones, es tratado como un "villano" en Valencia.

En las páginas de aquel reportaje, el diario apuntaba que Calatrava había sido el responsable del proyecto de la estación del World Trade Center , que fue primero cuestionado y luego rechazado  por su elevado coste. Ya en 2009, el proyecto para el intercambiador de la zona cero despertó la polémica en la prensa n. Calatrava, en su afán por hacer poesía usando para ello complicadísimas vigas e interminables estructuras, comenzó a enfriar el entusiasmo de quienes le contrataron.

Este proyecto, incluido en complejo que sustituirá a las Torres Gemelas derribadas en 2001, tuvo que ser paralizado por el mismísimo alcalde de Nueva York, Michel Bloomberg, debido al sobrecoste (de los 2.200 millones de dólares se disparó hasta los 3.440) y a su "complejidad constructiva".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba