Cultura

Los músicos y las aplicaciones para móviles: de la app de Manu Chao a la de Bob Dylan

No son pocos los músicos que parecen descansar absortos en sus burbujas de cristal con el aire oxigenado y renovado continuamente, mientras a su alrededor el mundo gira, va evolucionando y, ya sea que el universo se expanda o se contraiga, al menos se mueve. Pero esto puede ser simplemente una sensación, y cuando menos, errónea.

El músico hispano-francés Manu Chao acaba de lanzar una aplicación para móviles bajo el nombre de Wozniak, que pretende ser un recorrido visual y musical por toda su obra y biografía, que unido a su indomable carácter internacionalista, multicultural y alternativo, se convierte en una especie de viaje geográfico alrededor del mundo. Pero no es el único.

Sí, en esta época en la que inopinadamente ha vuelto con fuerza inusitada el disco de vinilo, en la que muchos grupos de pop y rock vuelven sus ojos a las grabaciones analógicas, uno podría pensar que estos músicos se han vuelto majaretas y definitivamente están fuera de toda realidad. Pero una cosa no quita la otra. Neil Young es un arduo defensor de las grabaciones al viejo estilo, pero a la vez, es capaz de idear y lanzar al mercado un reproductor de música digital de alta fidelidad, de nombre Pono, con el que promete superar la baja calidad de audio de los extendidos archivos mp3, buscando que los jóvenes, o no tanto, vuelvan a acostumbrar sus maltrechos oídos a sonidos en condiciones. Está por ver su posible éxito, claro.

Todos los cantantes tienen ahora presencia en las redes sociales.

Pero evidentemente, ni Manu Chao ni Neil Young son casos aislados. Los músicos son conscientes de la necesidad de estar en contacto con el mercado y la tecnología que manejan sus seguidores. De una u otra manera, el marketing es algo que no pueden olvidar, y de la misma manera que, aunque hasta hace relativamente poco estaban bastante alejados, todos tienen ahora presencia en las redes sociales, bien directamente o a través de agencias de comunicación, el móvil y todo su entorno tecnológico es algo a tener muy en cuenta.

Y las maneras de encararlo son muy diversas. En muchos casos, las aplicaciones acompañan el lanzamiento de un disco en concreto, mejor si es una reedición de algún clásico. The Who, coincidiendo con la reedición de su ópera-rock Tommy, lanzó un programa para móviles y tabletas complementario a su aparición en la tienda de iTunes, de manera que la conjunción de ambos permitía escuchar las canciones con cantidad de elementos extra visuales a través de las pantallas digitales. Bob Dylan, coincidiendo con la revisión a fondo de su disco de 1970 Self Portrait, que salió al mercado con el nombre de Another Self Portrait, lanzó una app que incluía entrevistas, fotografías y biografías de los músicos colaboradores, todo un cúmulo de información adicional que la convertían en una necesidad para los más fanáticos.

Apps para la escucha de canciones de un mismo autor

Incluso algunos músicos simplemente crean aplicaciones para la venta y escucha propia de sus discos, como Paul McCartney, que lo ha hecho recientemente con cinco de sus históricos trabajos en solitario o con su banda Wings: Band on the run, McCartney, McCartney II, Ram y Wings over America.

Nombres muy cercanos habitualmente a las nuevas tecnologías como Brian Eno, Radiohead, Blur o Coldplay coinciden en tener su propio programa en la Apple Store o la Android Play Store con otros nombres a primera vista no tan previsibles, como Pearl Jam, M. Ward, Led Zeppelin o mitos ausentes como John Lennon.

Incluso el cantautor uruguayo, habitual por los escenarios españoles, Jorge Drexler, creó una aplicación que permitía a los usuarios intervenir directamente en la composición de las canciones. ¿Su nombre? Muy claro: Aplicanciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba