Cultura

Extraños propósitos de Año Nuevo: el sueco Jens Lekman promete una canción a la semana

Terminan las campanadas que marcan el paso de un año a otro y tras los abrazos y la madrugada en blanco de quienes aún tienen cuerpo que aguante tal jarana, llega la reflexión sobre los diferentes propósitos que, este año sí, estamos dispuestos a cumplir para exaltación de nuestro amor propio.

Y el tema es que ese tipo de propósitos en más de una ocasión parece que se nos van de las manos. Nos entregamos a causas que muchas veces sabemos fuera del alcance de nuestras mundanas posibilidades. Pero somos así, animales dispuestos al reto, aunque solo en la disponibilidad se centre nuestra intención.

Así que muchos ojos musicales se han fijado en el cantante, pianista y compositor sueco Jens Lekman, que ha prometido componer una canción por semana y compartirla a través de Internet durante todo el 2015.

Volcando pensamientos e ideas

Lekman, conocido creador de dulces, pero sólidas melodías pop que hacen las delicias del mundo indie y que forma parte de una avalancha de artistas suecos de más que intrigante magnetismo, no se encuentra precisamente ocioso actualmente. Metido de lleno en la grabación y producción de su nuevo disco, ha decidido, sin que ello sea cortapisa, ofrecer un reto a todos sus seguidores de cumplimiento cuando menos arduo.

En un intento de alejar sus pensamientos y ansiedades de su trabajo editorial, y como si de un diario personal se tratara, se propone, partiendo de sus propias divagaciones, evitar la soledad volcando inquietudes en canciones, que presenta como si fueran postales dirigidas a sus seguidores.

Así, cada semana desnudará sus ideas, compondrá una canción, la grabará y la colgará en internet. Al final de año, podrán analizarse las 52 postales como si de una relación epistolar se hubiera tratado, viendo la evolución anímica del propio artista. Y como lo prometido es deuda, ha entregado ya su primer avance, con el nombre de Postcard #1.

Jens Lekman forma parte del catálogo del sello independiente americano Secretly Canadian, conocido por su buen gusto y en cuya nómina destacan, o lo han hecho, artistas de la categoría y sensibilidad de Antony and The Johnsons, Damien Jurado, el tristemente desaparecido Jason Molina o los triunfadores de este pasado 2014, The War on Drugs, además de mitos del más aguerrido underground como Nikki Sudden y The Jacobites.

El sueco comenzó grabando y vendiendo sus propios cd’s a principios de siglo, hasta que fue fichado por dicho sello y comenzó una carrera ascendente que sin embargo no evitó diversos parones, algunos anunciados como definitivos, por causas personales, que finalmente no se concretaron.

O al menos dichos desvíos de la carrera musical, que incluso le llevaron a trabajar en una sala de bingo, no duraron mucho. Su último disco hasta el momento, I know what love isn’t, recibió una excelente acogida crítica y de público, aunque fuera en sus minoritarios ambientes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba