Cultura

Estrella Morente y Fernando Trueba, un vídeo para una música de nuevo sin fronteras

Es el apellido Morente sinónimo de voz, de sentimiento, de amor a la música, y de riesgo, inquietud y de disposición a no estarse nunca quieto. Tanto el gran y llorado Enrique Morente, como sus hijas Estrella y Soleá, han demostrado que con ellos, los límites estilísticos y las ortodoxias tienen poco recorrido, con el alma flamenca siempre en primer plano.

Así, Estrella Morente acaba de lanzar un nuevo vídeo perteneciente a su disco de finales del año pasado, Amar en paz, para la canción Amargura. En realidad, una película corta, dirigida por el realizador español ganador de varios premios Goya y un Oscar por Belle Epoque, Fernando Trueba, que nos presenta dos secuencias alternativas, las manos y guitarra del Niño Josele intercalándose con la imagen en primerísimo plano del rostro de Estrella Morente, tratando de aprehender la voz a partir del movimiento de la boca, mientras se puede intuir la estela de una lágrima mejilla abajo.

Y en realidad, la participación de Fernando Trueba en esta última obra de Morente no se limita a la realización del vídeo. La misma idea del disco Amar en paz nació de él, que fue el productor y lo editó en su sello Calle 54 Records, partiendo de la idea de homenajear a la música brasileña a partir del sentimiento flamenco de la voz de la cantaora y la guitarra del Niño Josele. Así, canciones de Vinicius de Moraes, Antonio Carlos Jobim, Milton Nascimento o Pinxinguinha, entre otros, demuestran las líneas invisibles que unen los latidos sonoros de músicas nacidas del puro arraigo popular, aunque las separen todo un océano. Trueba continúa su viaje por la recuperación de espíritus latinos, ya sean cubanos o brasileños, y Estrella Morente demuestra una vez más la hipnótica capacidad de fusión que conlleva su apellido.

La cercanía rockera de Enrique Morente

Y más cuando ella misma participó en la grabación en 1996 de aquella obra imperecedera que fue Omega, disco firmado entre su padre Enrique Morente y el grupo granadino de rock Lagartija Nick. En él se fundían la intensidad vocal y flamenca de la inmensa voz de Morente con la no menos intensa propuesta rock de un grupo que con sus dos primeros discos, los ya históricos Hipnosis e Inercia, demostraba que el muro de sonido y distorsión regado con melodía no tenía secretos para ellos. Omega y su total homenaje a García Lorcay Leonard Cohen se convirtió en una obra de culto mil veces referenciada, y Enrique Morente, fuente de respeto en ambas orillas, la del flamenco y la del rock, como atestiguaría posteriormente con sus trabajos con Los Planetas.

También su otra hija, Soleá, ha sabido embarcarse en proyectos de inquieto calado, como su disco junto a Los Evangelistas, trasunto de los mismos nombres anteriores, Lagartija Nick y Los Planetas, poniendo el punto y seguido a una familia sin fronteras, con el faro que supuso, y supondrá, Enrique Morente a pesar de su insospechada muerte en 2010.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba