Cultura

12 cameos literarios: de Truman Capote a Raymond Chandler

Camilo José Cela apareció en la versión cinematográfica que hizo Mario Camus de La colmena para RTVE; Truman Capote lo hace fugazmente en Annie Hall, de Woody Allen; Raymond Chandler en Perdidión o Kurt Vonnegut en Back to school.

Raymond Chandler.
Raymond Chandler.

Se llama cameo a la aparición breve de una persona conocida en una película o una serie de televisión, normalmente representándose a sí mismo o a un personaje sin nombre: un paseante, el conductor de un autobús, un médico de guardia... Alfred Hitchcock era un verdadero maestro del cameo.

En la historia de la literatura -y del cine- ha habido cameos memorables: Bukowski en Barfly (1987), película de Barbet Schroeder -el guión era suyo-; García Márquez o Juan Rulfo en la adaptación de En este pueblo no hay ladrones (1965), que hizo Alberto Isaac... Hasta Pynchon, el escritor invisible, hizo uno -en versión animada y con una bolsa en la cabeza- en Los Simpsons. He aquí una brevísima lista de los 12 más curiosos.

1. Raymond Chandler en Perdición (1944), de Billy Wilder. Su título original es Double Indemnity. Fue uno de los primeros cameos de un escritor en el cine. Sin embargo no se descubrió hasta mucho tiempo después: en 2009.Raymond Chandler aparece solo unos segudos. El escritor lee un libro con gesto severo, sentado en un banco frente a la oficina del investigador Barton Keynes. Apenas levanta la vista. El autor de El largo adiós y el cineasta Billy Wilder trabajaron juntos -parece que no muy armoniosamente- en la adaptación de la novela homónima de James. M Cain en la que está basada esta película.

2. Graham Greene en La nuit amèricane (1979), de François Truffaut. Graham Greene siempre se negó a salir en la televisión. Hizo su única aparición en pantalla en esta película sobre la industria cinematográfica francesa dirigida por Truffaut. El escritor interpreta a un representante de seguros que debe resolver los problemas ocasionados por la muerte de una estrella en unos estudios de cine. El británico sentía verdadero entusiasmo por el trabajo de Truffaut. Incluso se dice que fue el propio Greene quien pidió al director un rol.

3. Truman Capote y Marshall McLuhan en Annie Hall (1977),de Woody Allen. Esta comedia fue una de las películas que mejores reseñas obtuvo de la crítica y con la que Allen se hizo merecedor de un Oscar de la Academia como mejor director, además de 3 estatuillas -entre ellas Mejor Película, Mejor Guión Original y Mejor Actriz para Deane Keaton-. Empapada de ese humor absurdo de Allen, la película narra la vida Alvy Singer, un tipo algo neurótico que trabaja como humorista en clubs nocturnos. A sus 40 años, tras romper con Annie, su última novia, Singer decide hacer un balance de su vida. Ambientada en Nueva York, la película contó con la participación  del novelista Truman Capote, quien en una escena brevísima cruza el Central Park ataviado con un sombrero y una pajarita. Valga acotar que Capote ya había trabajado en la película Murder by Death (Un cadáver a los postres), donde interpretaba a un multimillonario que convoca a su casa a los cinco mejores detectives del mundo. Aparece también en Annie Hall el mismísimo teórico de la comunicación Marshall McLuhan.

4. William S. Burroughs en Drugstore Cowboy (1989), de Gus Van Sant. No fue ni la primera ni la única aparición del autor de Naked lunch en la gran pantalla. Burroughs, quien ya había formado parte en los cortometrajes experimentales de Antony Blach, prestó su imagen para este primer largometraje de Van Sant dedicado a las drogas. El escritor también apareció en las comedias Noches de Broadway (1989) y Twister (1990), en esta última interpreta a un granjero. Participó además en la adaptación al cine que hizo David Cronenberg de Naked Lunch.

5. Mario Benedetti en El lado oscuro del corazón (1992), de Eliseo Subiela. Oliveira, un poeta de Buenos Aires sin trabajo fijo, vende sus poemas en la calle para sobrevivir mientras busca a una mujer que sea capaz de volar. Con ese argumento, el cineasta Eliseo Subiela levantó una de las películas más literarias y de la que probablemente haya tropas de espectadores capaces de recitar sus parlamentos. Una lógica poética se construye sobre los versos de Juan Gelman, Oliveiro Girondo y Mario Benedetti, quien aparece en el filme mientras recita sus poemas en alemán.

6. Camilo José Cela en La Colmena (1982), de Mario Camus. Cela es, más o menos, al cine español lo que Stephen King al norteamericano. Apareció en muchísimas películas.En 1954, en Manicomio, una película de episodios dirigida por Luis María Delgado y Fernando Fernán Gómez -fue el primer y único intento de llevar a Ramón Gómez de la Serna a la gran pantalla-. Ya antes había participado en El sótano (1949) yFacultad de letras (1950). En 1982, colaboró y actuó en la adaptación que hizo Mario Camus de su novela La colmena, largometraje en el que también aparecen el dibujante Antonio Mingote o el político popular Antonio Senillosa.

7. Kurt Vonnegut en Back to school (1986), de Allan Melter."Hola, soy Kurt Vonnegut. Busco a Thornton Melon". El novelista norteamericano, autor de libros como Matadero cinco (1969), se presenta ante el protagonista de la película, un millonario ignorante que retoma sus estudios universitarios y se ve en la obligación de escribir un ensayo sobre la obra de Vonnegut, de la que no entiende absolutamente nada. 

8. Gabriel García Márquez, Juan Rulfo y Carlos Monsiváis en En este pueblo no hay ladrones (1965), de Alberto Isaac. Una breve antología de la literatura latinoamericana participa en la película basada en el cuento de García Márquez que da nombre a la cinta, dirigida por el mexicano Alberto Isaac. Gabo interpreta en el filme al cobrador del cine, mientras Rulfo y Monsiváis juegan al dominó en un bar. El cura del pueblo lo interpreta además Luis Buñuel.

9.  Hunter S. Thompson en Miedo y asco en Las Vegas (1998), de Terry Gilliam. Fear and Loathing in Las Vegas -título original- está basada en la novela homónima escrita por Hunter S. Thompson y en cuyas páginas el periodista narra el viaje que hace de incógnito (se hace llamar Raoul Duke) a Las Vegas con su abogado, Óscar Zeta Acosta (Dr. Gonzo). Cautivado por el argumento de dos hombres enloquecidos que persiguen el sueño americano con una maleta repleta de drogas, Terry Gilliam la llevó al cine en 1998, con Johnny Depp y Benicio del Toro. El maestro del periodismo gonzo tiene un breve cameo. Ocurre mientras Duke (Deep) tiene un flashback. La escena se ambienta en San Francisco, en la discoteca The Matrix, donde Thompson aparece sentándose a una mesa.

10. Stephen King en la comedia Fever Pitch (2005), de los hermanos Farrely. Ha sido zombie, farmacéutico, conductor de autobús, predicador... El escritor estadounidense ha hecho más de 20 cameos. En uno de ellos se interpreta a sí mismo. Se trata de la comedia romántica Fever Pitch, en la que aparece durante 20 segundos.

11. Paul Auster en The music of Chance (1993) Esta película de Philip Haas está basada en la novela homónima del escritor estadounidense Paul Auster, quien, además de participar en la redacción del guión, remata con una aparición final en el filme.

12. Norman Mailer en Maidstone (1970). El escritor estadounidense y también representante del nuevo periodismo dirigió y actuó en tres cortometrajes experimentales: Beyond the Law (1968), Wild 90 (1968) y Maidstone (1970). Interpretó a Harry Houdini en Cremasters 2 (1999) y al arquitecto Stanford White en Ragtime (1981), de Milos Forman.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba