Cultura

Tipazos literarios: los clásicos en bañador

Acostumbrados a leerlos, resulta a veces curioso ver a grandes autores enfundados en su bañador, esa prenda que les da un brochazo frívolo y despreocupado. Aprovechando la llegada del verano, hemos hecho un ábum con algunas instantáneas.

Scott Fitzgerald o William Faulkner son narradores de contextura literaria musculosa y una prosa de espanto. Ahora, que sean homologables sus atributos narrativos a su aspecto físico, eso ya lo tenemos más difícil.  Pero en este caso no es de literatura de lo que hablamos.

La llegada del verano y el calor nos da cierto permiso, y una excusa por supuesto, para buscar un lado menos conocido de los clásicos literarios: posando en una playa, confundidos con la multitud, acaso porque su cuerpo nos parece un garabato y no estamos acostumbrados a verles, así, vestidos con la despreocupación de un balneario o una playa.

Quizá una de las imágenes más curiosas, es la que muestra a Franz Kafka –ese desgarbado hombre de 1,82 metros-, en bermudas, junto a su amigo, el escritor Ernst Weiss, en el balneario de Marielyst, en Dinamarca. La instantánea fue hecha en 1913, justo dos años antes de publicar La metamorfosis.

En el otro extremo, tenemos la imagen de un hombre que acostumbró a sus lectores no sólo a su prosa dura y atlética, sino también a sus numerosos posados, haciendo gala de aquel cuerpo de armario tan en sintonía con su carácter desaforado. Se trata de Ernest Hemingway quien aparece en la playa de San Sebastián, en una imagen tomada en septiembre de 1929 –el mismo año en que publicó Adiós a las armas- y que ha sido conservada por la Biblioteca John Fitzgerald Kennedy. En la fotografía, el autor de Tener y no tener, posa junto al pintor Waldo Pierce.

De Truman Capote hay muchas imágenes de este tipo. Algunas de ellas con Paul y Jane Bowles en Tánger, otras en distintos destinos. Truman Capote , amante del buen vivir, era asiduo a las playas. De hecho, en 1960, visitó Palamós (Costa Brava) , donde aprovechó el tiempo libre para trabajar en las notas de la que sería su obra maestra: A sangre fría(1966).  Había elegido Palamós gracias al consejo de Robert Ruark, un columnista de The Washington Post que había llegado a Gerona a mediados de los cincuenta. La Catifa fue una de las playas elegidas por Capote, quien regresó en los veranos de 1961, 1962 y 1963.

Si hubo una escritora amante del mar, esa fue Agatha Christie, a quien es posible ver en esta foto hecha en Las Palmas de Gran Canaria en 1927. Las playas de Las Canteras  y Santa Catalina fueron algunas de las que escogió para sus baños de mar. Pero para despelotes, la divertidísima foto de Walter Reuter que muestra Victor Cortezo, Blanca Pelegrín, Luis Cernuda, Mª del Carmen García Lasgoity, Manuel Altolaguirre y Mª del Carmen Antón en La Malvarrosa, en Valencia.

En este álbum hay verdaderas postales melancólicas. Por ejemplo, el hermoso y el esbelto perfil de una joven Sylvia Plath que sonríe despreocupada a la cámara. Todo en la imagen encandila y entristece: la cabellera de ondas rubias; la piel tostada que hace todavía más níveo el bañador blanco.  La vida parecía brotarle en cada poro, tan distinta entonces de la que iría apagándose y que llevaría a la escritora norteamericana a suicidarse, en 1963. También encerrada en un paréntesis de alegría, se conserva una imagen de Marilyn Monroe junto al dramaturgo Arthur Miller. Hay varias del mismo episodio: en la mayoría Miller sostiene una caña de pescar; la que cambia de posición es Marilyn, a veces dando pequeños saltos, inclinada sobre Miller para besar su mejilla, de pie ante el mar…

Otras imágenes históricas muestran, por ejemplo, al premio Nobel William Faulkner mientras teclea en su máquina, apenas vestido con unos bermudas y bajo un sol que parece picar. Hay verdaderas joyas, como una imagen –de la que no hemos podido conseguir una versión de mejor calidad- que muestra al editor Carlos Barral junto a Mario Vargas Llosa en Calafell, una playa de Tarragona en la que el editor tenía una hermosa casa cercana a la zona de pescadores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba