Cultura

Siete cosas que no sabes (o sí) sobre Hugh Jackman

Hugh Jackman tiene fama de ser uno de los actores más simpáticos y accesibles de Hollywood y es también uno de los más polifacéticos: actúa, canta, baila y hace café. Sí, esto último también. Ahora está a punto de estrenar en España (13 de marzo) su nueva película ‘Chappie’ en la que el actor australiano vuelve a ponerse mano a mano con robots tras ‘Acero Puro’ y ‘X-Men: Días del futuro pasado’. Y es posible que en breve regrese a Broadway para participar de nuevo en el musical ‘The Boy from Oz’, con el que ganó el Tony en 2014. Hoy desvelamos siete cosas que desconoces (o quizá no) de este atractivo y camaleónico artista. 

Sus primeros trabajos

Antes de dedicarse al mundo de la interpretación, el actor australiano comenzó la carrera de periodismo, pero finalmente la terminó abandonando. Sus primeros trabajos fueron de lo más variados. Desde repartidor de catálogos -puesto con el que ganó su primer sueldo- hasta recepcionista de un gimnasio, pasando por animador infantil en un parque natural disfrazado de koala. Un hombre polifacético, sin duda.

Su negocio de café

El actor, que también es sensible a las causas sociales, decidió hace unos años crear su propia marca de café Laughing Man, un negocio en el que todo lo recaudado por las ventas tiene fines benéficos. En 2011 decidió expandir el proyecto abriendo en Nueva York la primera cafetería llamada Laughing Man Coffee & Tea y actualmente además distribuye cápsulas de café para las cafeteras Keuring.

Hugh Jackman quiso seguir el modelo social de Paul Newman con su marca de salsas Newman´s Own, cuyos beneficios van destinados íntegramente a proyectos de caridad.

Su pasión por el baile

Hugh Jackman es un artista completo, pues no sólo actúa sino que canta y baila de maravilla. De hecho en 2013, sus dotes como artista musical en Los Miserables le hicieron ganar el Globo de Oro. Pero su pasión por el baile le viene de muy lejos. Tenía 11 años cuando quiso apuntarse por primera vez a una escuela de baile. Y, como él mismo cuenta en una reciente entrevista en el Dominical de El Periódico, le pasó lo contrario que al niño de Billy Elliot: no fue su padre quien su opuso, sino su hermano mayor. Entonces decidió dejarlo hasta que a los 18 años se vio fuerte para entregarse de lleno al baile.

Su enfermedad

El actor nunca ha ocultado el cáncer de piel que le fue diagnosticado hace unos años. Todo lo contrario, siempre ha hecho pública cada recaída para concienciar a la población de la importancia de utilizar protector solar y hacerse revisiones periódicas. Ya ha superado la enfermedad en dos ocasiones gracias a su constancia, lucha y tesón y ha mostrado públicamente su imagen después de cada intervención con un apósito en la nariz, para conseguir mayor concienciación social. Todo un ejemplo.

Cómo llegó a ser lobezno

En 1999 le llegó por casualidad la oportunidad de ser Lobezno para la primera de la saga de X-Men y ya no ha vuelto a salirse de la piel del famoso mutante. Está presente nada menos que en siete películas y la octava está por venir.

Y lo curioso es que consiguió su primer ‘Lobezno’ por carambola. El actor se presentó al casting de X-Men y no le cogieron. Le ofrecieron el papel a Dougray Scott pero finalmente éste tuvo que abandonar por retrasos en el rodaje de Misión imposible 2, donde hace de villano.

Este papel catapultó a Hugh Jackman a la fama. Tan cómodo está con las garras de Lobezno que recientemente confesó en una entrevista a la revista Cigar Aficionado que quiere seguir interpretando al mutante “hasta el día en que me muera”.

Su primer villano

Después de protagonizar a héroes y superhéroes, tanto en la saga de Marvel como en otras muchas películas (El truco final, Los Miserables o Prisioneros) acaba de meterse por primera vez en la piel del villano. El próximo 13 de marzo le veremos en el nuevo filme de Neill Blomkamp (Distrito 9 o Elysium) Chappie, convertido en el malo malísimo. El filme cuenta la historia de Chappie, un robot policía con sentimientos y cualidades humanas que nos hace recordar la película Cortocircuito. El actor interpreta a Vincent Moore, un tipo que hará lo imposible por destruir a Chappie.

Su mujer le prefirió a Mick Jagger

En 1995, Hugh Jackman consigue su primer papel en una serie australiana. Se llamaba Corelli y fue precisamente allí donde conoció a su mujer, la actriz y directora Deborah-Lee Furness, que también participaba en la producción. Hugh Jackman tenía 26 años por aquel entonces y era un actor desconocido, mientras Deborah ya era famosa por películas como Shame (1988) por la que ganó el premio a la mejor actriz que concedía el Círculo de Críticos de Australia.

La primera cita entre ellos fue en una fiesta en Australia, a la que también asistió Mick Jagger. Como relató Jackman el pasado año durante su visita a El Hormiguero, cuando le dijeron a Deborah que bajara a saludar al líder de The Rolling Stones, la actriz espetó: “Dile a Mick Jagger que me quedo con Hugh Jackman”.

Un año después se casaron y hasta ahora. Ya llevan 20 años juntos y tienen dos hijos adoptados.

Polifacético, simpático, inteligente y atractivo. ¡Queremos un Hugh Jackman en nuestra vida!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba