Cultura

Al Pacino y otros abueletes que se casan

Al Pacino está a punto de estrenar su nueva película, ‘La sombra del actor’, mientras se especula que tiene intenciones de casarse por primera vez a los 75 años. El ganador de un Oscar en 1992 por ‘Esencia de mujer’ no se ha estrenado todavía en esto del matrimonio y parece que, aunque ya se le ha pasado el arroz, nunca es tarde si la dicha es buena. Y él no es el único que ha decidido formalizar una relación cuando ya ha entrado de lleno en la tercera edad. Hoy repasamos los nombres de actores y cineastas que han decidido dar el paso al altar a la vejez viruela. 

Al Pacino

Y comenzamos por el actor neoyorkino pues es uno de los pocos casos de ‘Soltero de Oro’ de edad longeva que no se ha casado nunca. El protagonista de Tarde de perros se encuentra en un gran momento profesional cuando está a punto de cumplir 75 años. A finales de este mes estrena La sombra del actor, del oscarizado director Barry Levinson (Rain Man, Good Morning, Vietnam, La cortina de humo, Bugsy) donde se mete en la piel de un actor de teatro depresivo.

Pero en lo personal también podría estar de celebración si se confirman los rumores que aseguran que tiene pensado dejar por fin la soltería. Su novia, la argentina Lucila Polak, de 37 años, con la que sale desde hace ocho, sería la elegida. El actor de Donnie Brasco tiene tres hijos de dos relaciones anteriores que no llegaron a buen puerto. Todo parece indicar que será Lucila, con quien se lleva 40 años de diferencia, quien le conduzca al altar.

Clint Eastwood

A sus 84 años es uno de los actores y directores más prolíficos de Hollywood y sigue completamente en activo. De hecho, su última película El francotirador ha sido un bombazo de taquilla, presente en los Oscars.

En lo que se refiere a su vida personal, el multipremiado cineasta ha sido todo un rompecorazones desde su juventud y lo cierto es que también durante su madurez y vejez. Su segunda boda se celebró en 1996, con 66 años, con Dina Ruiz con la que ha convivido durante 17 años. De su relación nació su hija Morgan, de 17, pero parece que la historia de amor se torció y terminaron separándose en 2003.

Su ruptura ya en la tercera edad no le ha frenado a la hora de seguir utilizando sus armas de seducción. El año pasado le compró una casa a su ex novia, la fotógrafa Erica Tomlinson-Fisher, pues comentan que todavía no la ha olvidado. Lo mismo intenta reconquistarla.

Patrick Stewart

Patrick Stewart, conocido por la saga de Star Trek y X-Men es de los que les gusta pasar varias veces por el altar. Lo hizo en el 66 con Sheyla Falconer, con quien convivió durante 24 años; y posteriormente con Wendy Neuss (de 2000 a 2003).

Su tercer intento se produjo en 2013, contrayendo matrimonio con la compositora Sunny Ozell en una divertida ceremonia a orillas del lago Tahoe oficiada por su mejor amigo, nada menos que Sir Ian McKellen. De nuevo la diferencia de edad- el actor con 73 años y la cantante de 35-, vuelve a marcar la dinámica de estos enlaces de la tercera edad.

Harrison Ford

Otro que sigue el lema ‘a la tercera va la vencida’. El protagonista de películas memorables como Blade Runner o la saga de Indiana Jonestuvo dos matrimonios fallidos antes de encontrar a Calista Flockhart. Se casó con Mary Marquat en 1978 y se divorciaron 15 años después. En 1983 volvió a pasar por el altar con Melissa Mathesson, pero la relación tampoco salió adelante.

Después de conocer a la protagonista de la serie Ally McBeal en la gala de los Globos de Oro en 2002, ya no ha habido más mujer en su vida que ella. Se casaron en 2010 cuando él tenía 67 años, veintidós más que su esposa.

Y ahora empieza la jarana.

Gina Lollobrigida

Legendaria actriz italiana que competía en sensualidad y exuberancia con la mismísima Sofía Loren. Se metió en un rocambolesco lio en 2004 al anunciar su boda, a los 79 años de edad con el empresario catalán Javier Rigau, que por entonces tenía 45. Pero finalmente, y después de sufrir un verdadero acoso mediático, la boda no se celebró. En 2013, se volvió a retomar el asunto después de que el español protagonizara un intento de estafa de lo más surrealista, escenificando una boda con una impostora caracterizada como Gina para conseguir la herencia de la italiana. En fin, ni el cine supera esto.

Sara Montiel

Otra especialista en bodas destroyer fue nuestra Saritísima, fallecida en 2013 a los 85 años. La cupletera fue toda una rompecorazones. Pasó por el altar cuatro veces (Anthony Mann, Chente Ramírez, Pepe Tous y Tony Hernández) pero sin duda, la última fue la más esperpéntica.

Cuando Sara tenía 75 años apareció en su vida Tony Hernández, un cubano admirador de la actriz que tenía por aquel entonces 37. Su relación fue todo un escaparate rocambolesco de montajes y confusiones ante los medios. Finalmente hubo boda en 2002, pero en junio del año siguiente se disolvió el enlace ya que los hijos de la intérprete no aceptaban dicho matrimonio.

No podemos olvidar tampoco a la mítica Liz Taylor, que murió en 2011 y que ostentaba un récord en bodas, nada menos que ocho. En fin, parece que con la entrada en la tercera edad se recupera el espíritu ilusionante de años de juventud.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba