Cultura

Cuando los actores oscarizados se lían a mamporros

Ponerse bajo la piel de un personaje con gran densidad psicológica y por cuyo trabajo recibes un reconocimiento de la Academia de Hollywood debe dejar completamente exhausto. En los siguientes proyectos buscas un cambio de aires, como por ejemplo, ponerte a dar leches a diestro y siniestro. Y así te desquitas de toda la tensión acumulada. 

Pues bien, eso es lo que les debe pasar a muchos actores que pasan de un papelón dramático, de esos que garantizan una estatuilla, al espectacular patadón, que no garantiza nada más que descarga de adrenalina. Repasamos los nombres de algunos de estos actores que han terminado liándose a mamporros en el cine. 

Nicolas Cage

Nicolas Cage era buen actor. Lo juro. Hubo unos años en los que el sobrino de Francis Ford Coppola interpretaba papelones como en Leaving las Vegas, esa amarga y magnífica cinta en la que encarnaba a un alcohólico sin remedio y por cuyo papel recibió un merecido Oscar en 1995. Sorprende que después de ganar el premio más deseado por cualquier actor, su siguiente proyecto fuera La Roca (Michael Bay) en la que Cage ya empieza a sacar su lado mamporrero junto a Sean Connery y Ed Harris. Tras ésta, vinieron Con Air y Face/ Off que le consolidó en su papel de ‘prota’ peleón en las pelis de acción. Sí, hay que reconocer que alguna vez sintió morriña por los papeles dramáticos. Pues en 2002 se marcó un Adaptation (Spike Jonze) por el que estuvo nominado al Oscar a mejor actor.

Liam Neeson

Maestro del patadón donde los haya, el actor irlandés no ha logrado alzarse todavía con el Oscar pero su papel en La lista de Schindler le valió una nominación en 1993. Ha interpretado todo tipo de roles, desde el científico vengador de Darkman hasta el revolucionario irlandés, Michael Collins. Pero lo que está claro es que donde más a gusto parece sentirse es en el cine de acción. Todo comenzó en 2008 tras participar en Taken, de Pierre Morel, que fue todo un bombazo en taquilla. En el filme, Neeson da vida a un ex agente de la CIA que tiene que liberar a su hija de un secuestro perpetrado por la mafia albanesa.

Participó en las dos siguientes secuelas de la saga en las que volvió a liarse a mamporrazos. Después intervino en tres películas de Jaume Collet-Serra, nuevamente con secuestros de por medio y grandes dosis de leches. Su última película de acción ha sido Caminando entre las tumbas, en la que vuelve a ejercer de justiciero.

Sean Penn

El director de Taken, Pierre Morel se ha agenciado recientemente al oscarizado Sean Penn para la película The Gunman, que se estrena en marzo y en la que comparte reparto con nuestro oscarizado Javier Bardem, en el papel de villano.  Es el primer protagonista de Penn en una película de acción, pues su palmarés está repleto más bien de personajes dramáticos. Dos de ellos le valieron dos Oscars: el primero lo recibió en 2004 por su papel en Mystic River; y el segundo, en 2009, por su interpretación de activista político en Milk.  En breve, veremos cómo reparte el bueno de Penn.

Kevin Costner

A Kevin Costner también le hemos visto en muy diversos géneros, desde el western, como en Bailando con lobos -que se llevó siete Oscars- hasta el cine negro, en la magistral Los intocables de Eliot Ness. Sin embargo, no se ha dejado ver especialmente mamporrero si no fuera por la película de acción Tres días para matar (2014) en la que se mete en la piel de un veterano agente de la CIA que debe detener a un peligroso traficante de armas.

Helen Mirren

Cuesta recuperarse del impacto que supone ver a la ‘reina de Inglaterra’- papel por el que se llevó el Oscar en 2006- con una ametralladora en mano cargándose a los malos. De esta guisa la vimos en Red, adaptación del cómic en clave de acción y comedia, en la que comparte protagonismo con Bruce WillisMorgan Freeman y John Malkovich. Tal fue el éxito del filme, que volvieron a repetir experiencia en 2013 con Red 2, en la que Mirren vuelve a probar puntería con armas de gran calibre además de repartir leches con un estilo de lo más sofisticado.

Adrien Brody

El ganador de un Oscar en 2002 por El Pianista pasó de interpretar a un frágil y escuálido músico víctima del nazismo a un musculosomercenario en Predators,donde se deja ver como un tipo duro enfrentándose al ser alienígena al que ya plantó cara Arnold Schwarzenegger en la película original de 1987.

Colin Firth

Hasta Colin Firth se ha dejado tentar por el cine de acción. El ganador de un Oscar en 2010 por El discurso del Rey se mete en la piel de un veterano espía en Kingsman: Servicio Secreto (2014), que se estrena este mes y en la que el británico, inspirándose en James Bond, muestra su buen estado de forma física liándose a mamporros en una espectacular escena del filme. Eso sí, ni después de la pelea, su refinada imagen ‘british’ se ve manchada. 

Jodie Foster

Fue Neil Jordan quien arrastró a Jodie Foster al género de acción. ¡Cómo que Neil Jordan! ¿El director de dramas poéticos? Todo es muy raro. Pues así fue. En 2007 el director de títulos como Juego de lágrimas o la ya mencionada Michael Collins, llamó a la oscarizada actriz (El silencio de los corderos, Acusados) para interpretar a una heroína justiciera que venga la muerte de su novio en La extraña que hay en ti.

¿Veremos a Michael Keaton el año que viene vengando la muerte de su hijo por las calles de Madrid (por ejemplo)? Nunca se sabe. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba