Cultura

Una obra de arte llamada Björk entra en el MoMA

Quien crea que ella es sólo una cantante, se equivoca. Björk es mucho más que eso. Mezcla de música, diseño, performance y cine, la artista islandesa no sólo estrena disco, sino que será objeto de una retrospectiva en el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York.

Es la catedral del canon, el lugar de legitimación por excelencia. Se trata del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), que acoge entre sus paredes una nueva obra de arte: a la cantante islandesa Björk, quien a partir del 8 de marzo será objeto de una retrospectiva que reúne 25 años de carrera artística.

Versátil, genuinamente vanguardista y con un olfato especial para innovar, Björk no puede definirse sólo como una cantante. Su necesidad creadora y arrojo la han llevado a trabajar con personajes como el director Michel Gondry, quien ha dirigido varios de sus videos. Tras ocho discos, Björk reanuda la faena, ancla su barco –ella dice que se dedica a viajar en uno- y comienza la gira de Vulnicura –su más reciente disco-, que coincide con Björk, la retrospectiva neoyorquina.

Música, vídeo, el cine, moda y arte. Cada propuesta suya ha sido una síntesis y su impronta ha influido de manera decisiva sobre la sensibilidad de una generación completa. Ese es el punto de partida de esta muestra: Bjork como autora de una propuesta total. Según anuncia el propio Museo, la exhibición está vinculada al recorrido de su colección permanente.

La muestra comienza en el vestíbulo del museo, donde se exhiben los instrumentos utilizados en la grabación de Biophilia (2011). En el segundo piso, en el Marron Atrium, se han dispuesto dos espacios: uno dedicado a Lago Negro –el nombre proviene del título de una canción del nuevo álbum de Björk, Vulnicura- una instalación de sonido y vídeo encargado por el Museo de Arte Moderno; la segunda es una sala de cine que proyecta una retrospectiva en videos musicales, desde Debut (1993) para Biophilia.

En el tercer piso, además de una instalación interactiva que recorre la discografía de BJörk, se exhibe una narrativa biográfica que es a la vez personal y poética, escrita por el escritor irlandés Sjón, además de objetos y trajes, incluyendo la robots diseñados por Chris Cunningham para el video musical All is full of love, vestido de cisne de Marjan Pejowski (2001) y el de Iris van Herpen que utilizó la cantante en la gira Biophilia (2013).

La mujer que vino del frío

Nacida en Reykiavik, Islandia (1965), Björk Gudmundsdotti aprendió solfeo con tan sólo seis años. A los once ya había grabado su primer disco, un repertorio de temas tradicionales. En 1981 fue vocalista de la banda de punkllamada Tappi Tíkarrass. Un año más tarde se incorporóa Kukl, una banda islandesa de rock gótico experimental con mezcla de jazz, música rítmica y punk. En 1986, creó la banda Sugarcubes, con los que grabó tres discos.

En 1993 lanzó su primer álbum en solitario, Debut, un arranque de oro con el que la cantante nos dejó verdaderas joyas. Dos años más tarde presentó su segundo disco, Post (1995), al que siguió Homogenic (1997). En el año 2000 editó Selmasong, que hace las veces de banda sonora para película Dancer in the dark, protagonizada por ella junto a Catherine Deneuvey dirigida por el danés Lars Von Trier. Después de este inciso cinematográfico editó los discos Vespertine (2001) y Medulla (2004).Durante 2005, presentó la banda sonora de Drawing Restraint 9. A esos siguieron Volta, Biophilia y ahora Vulnicura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba