Cultura

Maltrato animal en el cine: los casos más sonados

Todos nos hemos preguntado alguna vez si las producciones que requieren la presencia de algún tipo de animal mantienen las medidas de seguridad adecuadas para garantizar que el animalito en cuestión salga indemne de tantas horas de rodaje. 

En la industria de Hollywood, las producciones que emplean animales suelen incluir en los títulos de crédito: “Ningún animal fue dañado durante el rodaje de esta producción”, un certificado que otorga la Asociación Protectora de Animales de América (AHA) que es la encargada de supervisar personalmente los rodajes. Pero parece que esa garantía no siempre es fiable pues dicho organismo ha recibido muchas críticas por su aleatoriedad a la hora de otorgar el sello de aprobación. Hoy le damos la vuelta al lema pensando en aquellos casos en los que "algún animal fue dañado durante el rodaje de esta producción".

En España, acabamos de conocer un caso polémico con la ganadora del Goya a la mejor película en 2013, Blancanieves, de Pablo Berger, por la muerte de seis toros durante el rodaje. La Comunidad de Madrid deberá investigar si se vulneraron las leyes de protección de animales. También, hace sólo unas semanas, el PACMA denunció a Cuatro por maltrato animal en el programa Killer Karaoke. A propósito de estas noticias, repasamos otros controvertidos casos en el cine y la televisión en los que sacrificaron animales o resultaron heridos durante rodajes.

Ben-Hur: más de cien caballos

En las superproducciones de acción y aventura de Hollywood resultaba habitual cierta crueldad animal que legitimaban para dotar de mayor realismo y espectacularidad a las escenas. En el caso de Ben-Hur (Wyler, 1959) se trató de la película de mayor presupuesto hasta el momento (más de 15 millones de dólares). Para el rodaje se emplearon 200 camellos y unos 2.500 caballos, de los cuales murieron cien durante la producción que se prolongó más de ocho meses.

Las Hurdes, tierra sin pan: burro devorado y cabra despeñada

De esta no se libra ni el mismísimo Luis Buñuel. Bien es sabida la pasión que tenía el cineasta aragonés por los burros, de hecho, aparecen en dos de sus películas Un perro andaluz y Las Hurdes, tierra sin pan. En esta última, un duro y magnífico documental de tinte social,  aparece un burro colmenero atado, siendo devorado por las mismas abejas que transporta. Según relata el propio director, se encontró la dantesca escena mientras estaban rodando. Sin embargo, otras voces apuntan a que manipularon la escena.

También resultó polémica la secuencia en que una cabra es disparada para provocar que se despeñe. Hasta se ve el humo del disparo en el plano. Hoy en día, todas las asociaciones de animales pondrían el grito en el cielo. 

Holocausto Caníbal: una tortuga, varios monos y una serpiente

La polémica película de Ruggero Deodato (1980) no sólo escandalizó por sus escenas de violencia explícita sino porque durante el rodaje maltrataron cruelmente a algunos animales. Especialmente, resultó controvertida la decapitación de una tortuga en una de las secuencias del filme. Se trata de la más famosa de las películas ‘mondo’ -documentales extremos de explotación se supuestos hechos reales- cuya polémica aún continúa, pues sigue estando prohibida en Nueva Zelanda.

La puerta del cielo: caballos explosionados y vacas destripadas

Fue a partir de las salvajadas que se cometieron con animales en esta película de Michael Cimino (1980) cuando se instauró obligatoriamente la presencia de un representante de la AHA en los set de rodaje. El filme resultó un escándalo pues durante la filmación murieron varios caballos, uno de ellos después de que se le detonaran unos explosivos que habían adosado a su cuerpo.

Hable con ella: varios toros de lidia

Otro caso español, anterior a Blancanieves y por el mismo motivo, la muerte de toros bravos, fue denunciado, en esta ocasión por la ONG Amnistía Animal. En la película de Pedro Almodóvar, la corrida de toros que se muestra en el filme es real. Un doble de Rosario Flores bastante inexperto provocó la muerte de varios toros de lidia.

La vida de Pi: tigre a punto de ahogarse

A pesar de que la película obtuvo el sello de aprobación de la AHA, el tigre de bengala que aparece en el filme -Ang Lee quería algunas tomas con imágenes reales del felino- estuvo a punto de ahogarse durante una escena. Menos mal que estaba por allí su entrenador y logró salvarlo.

Luck: cuatro caballos

La HBO se vio obligada en 2012 a cancelar la serie protagonizada por Dustin Hoffman y Nick Nolte por razones de seguridad. Ya habían muerto cuatro caballos durante el rodaje de esta producción que gira en torno al mundo de las carreras. Al caballo principal Real Awesome Jet, tuvieron que sacrificarlo después de haber quedado malherido por los golpes que recibió durante las tomas.

Oldboy: cuatro pulpos

El actor Choi Min-sik, protagonista de la cinta coreana se comió cuatro pulpos vivos. Aunque en la escena se zampa a uno, fue necesario repetir la secuencia tres veces más.

Zooloco (murió la jirafa Tweet tras permanecer encerrada durante todo el rodaje en una jaula), Apocalypse now (murió un búfalo de agua) o El Hobbit: Un Viaje Inesperado (murieron 27 animales por deshidratación) son otros de los numerosos ejemplos de producciones en las que se han maltratado animales.

En el caso opuesto y desvirtuado por los internautas se encuentra el pobre Steven Spielberg. Una foto suya extraída del rodaje de Jurassic Park junto a un animatronic desató la polémica, recientemente, de la gente que desconocía que los Triceratops llevan muertos 65 millones de años. En fin, a veces, estas cosas pueden irse de las manos cuando se pasa de defender a los animales a proteger los derechos de los dinosaurios extinguidos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba